MercoPress, in English

Viernes, 27 de enero de 2023 - 14:15 UTC

 

 

Embajador chileno en Uruguay acusa a “derecha empresarial” de atentados en Santiago

Viernes, 17 de octubre de 2014 - 11:48 UTC
Contreras en una entrevista con un diario de Montevideo acusó a la derecha empresarial de su país de los recientes incidentes con bombas Contreras en una entrevista con un diario de Montevideo acusó a la derecha empresarial de su país de los recientes incidentes con bombas

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, pidió este jueves prudencia en sus declaraciones al embajador chileno en Uruguay, Eduardo Contreras, quien atribuyó a la “derecha empresarial” la serie de bombazos ocurridos los últimos meses en Santiago.

Abogado comunista y ferviente defensor de causas de derechos humanos, Contreras fue designado en el cargo por la propia Bachelet, en su primera misión diplomática.

“Desconozco en su profundidad las declaraciones del embajador y he pedido que me entreguen un informe detallado a ese respecto, para ver qué es lo que corresponde hacer”, dijo Bachelet, en un acto público, consultada por periodistas.

Pero, “más allá del hecho concreto, que hemos pedido más información al respecto, creo que hay que ser muy prudente en las declaraciones”, agregó la mandataria socialista.

En una entrevista con el diario La Diaria de Montevideo, Contreras culpó a la ultraderecha derecha chilena de la serie de bombazos ocurridos los últimos años en Chile, que provocaron destrozos pero no víctimas -salvo en un caso en el que murió el hombre que la manipulaba- y que el Gobierno ha vinculado con grupos anarquistas.

”Yo no tengo ninguna duda de que estos actos terroristas que se han registrado son de la ultraderecha. Es lo mismo que hacían cuando (el presidente socialista Salvador) Allende, aunque usen elementos anarquistas”, dijo Contreras en una entrevista difundida en miércoles.

Antes de asumir el cargo, Contreras era querellante en causas de derechos humanos como la investigación por la muerte del poeta y Premio Nobel Pablo Neruda, en 1973, que la justicia logró acreditar se produjo a causa del agravamiento de un cáncer, y no a un homicidio cometido por agentes de la dictadura de Augusto Pinochet.

En un comunicado, el ultraconservador partido Unión Demócrata Independiente (UDI) consideró las declaraciones de Contreras de “máxima gravedad”.

Contreras se disculpó por sus declaraciones en la entrevista.

En una declaración difundida por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, el diplomático transmitió sus “públicas y sinceras disculpas” a la presidenta Bachelet y al canciller, Heraldo Muñoz, por “las molestias que involuntariamente se hayan podido ocasionar” a raíz de sus palabras.

También se disculpó con quienes “se hayan sentido aludidos o afectados” por sus declaraciones en la entrevista a La Diaria, a la que Contreras atribuye parte de la responsabilidad en la polémica.

“He solicitado a ese medio periodístico que reconozca y recoja las precisiones y rectificaciones a lo que efectivamente planteé en una conversación estrictamente privada con la periodista autora de la entrevista”, dijo Contreras en la declaración pública.

También aseguró que la derecha y los grandes empresarios se oponen a las principales reformas que impulsa la presidenta, Michelle Bachelet, en su segundo mandato.

Contreras fue designado embajador en Uruguay en abril pasado y fue quien presentó la primera querella en Chile contra el dictador Augusto Pinochet por violaciones a los derechos humanos.

 

Categorías: Política, Uruguay, Chile.