MercoPress, in English

Jueves, 8 de diciembre de 2022 - 10:26 UTC

 

 

Ex ministro argentino predice que “70% de los bonistas no aceptarán cambio de jurisdicción”

Viernes, 22 de agosto de 2014 - 11:51 UTC
Nielsen alega que el gobierno “está cumpliendo un viejo anhelo: hacer un canje sobre Buenos Aires. Se miró la legislación pero no cómo funciona el mercado” Nielsen alega que el gobierno “está cumpliendo un viejo anhelo: hacer un canje sobre Buenos Aires. Se miró la legislación pero no cómo funciona el mercado”
“¿Quién puede aceptar un bono con legislación argentina? Hay que estar mal de la cabeza”, dijo Horacio Vázquez  “¿Quién puede aceptar un bono con legislación argentina? Hay que estar mal de la cabeza”, dijo Horacio Vázquez

El ex secretario de Finanzas Guillermo Nielsen consideró hoy que el 70% de los bonistas que ingresaron al canje de deuda, no van a aceptar la iniciativa oficial de cambiar la jurisdicción de pago, de Nueva York a Buenos Aires.

 “Un 70% de los tenedores de los bonos legislación New York son fondos que por estatuto no pueden invertir en papeles que no sean legislación de New York. Entonces, nunca van a venir a Buenos Aires al canje”, explicó el economista.

En declaraciones radiales, Nielsen sostuvo además que con el cambio de jurisdicción de pago, el Gobierno “está cumpliendo un viejo anhelo: hacer un canje sobre Buenos Aires. Acá se miró la legislación pero no cómo funciona el mercado. Pavada de tema”.

A su criterio, ”hay una contradicción en el proyecto de ley, porque el Banco Nación (que reemplazaría al Banco de Nueva York si prospera la propuesta oficial) “nunca en la vida hizo nada de esto”.

Además, señaló que “esta cuestión del Parlamento es una gran galleta que se ha armado. Esto agrava y marca un fracaso diplomático de la Argentina, una Argentina que no ha sido capaz de negociar con el juez” Thomas Griesa.

Ante este panorama, Nielsen consideró que el país está frente a un “default eterno, que nos deja hacia adelante un problema diplomático profundo y de acceso al mercado financiero muy grave”.

“Entonces, vamos hacia un mayor aislamiento de la Argentina, con expansión de base monetaria sin respaldo, menor nivel de actividad y empleo, que tendrán consecuencias fuertes sobre la vida de todos los argentinos”, enfatizó.

A su vez el secretario de la Asociación de Damnificados por la Pesificación y el Default, (ADAPD), Horacio Vázquez rechazó el proyecto enviado al Congreso y se preguntó, “¿Quién puede aceptar un bono con legislación argentina? Hay que estar mal de la cabeza”.

“¿Para qué me voy a adherir a un canje, si los que entraron en el canje en 2005 hace 19 semestres que cobran mucho menos de lo que pusieron”, expresó Vázquez, que es ingeniero electrónico y representa a otros 50 bonistas. “El que entra en el canje tiene muchos menos derechos”, agregó.

Vázquez también se mostró muy crítico de la presidenta Cristina Fernandez. “Su accionar es muy perverso. La transformación de la Argentina hacia lo que es Venezuela tiene una velocidad increíble y los más afectados no sólo seremos nosotros los bonistas, sino la ciudadanía en general. Argentina se expone a que no conseguirá dinero en el mercado, y así destruye la industria local”.

Dentro del fallo de la Corte Suprema estadounidense que ordenó a la Argentina pagar a los fondos buitre también hay ciudadanos argentinos beneficiados, como el caso del denominado “grupo Varela”.

Formado por 13 litigantes, integran el reclamo por cerca de 1600 millones de dólares que exigen los fondos del NML Capital, Aurelius, ACP Partner, Blue Angel y Olifant Fund. Pero con una gran diferencia: entre todos ellos, la mayoría jubilados apenas suman un millón de dólares.