MercoPress, in English

Lunes, 28 de noviembre de 2022 - 05:33 UTC

 

 

Calidad de aguas de Rio alerta Olimpíadas; 70% de aguas servidas son volcadas crudas a Guanabara

Miércoles, 21 de mayo de 2014 - 08:23 UTC
Alastair Fox, de la federación de vela, dijo que su organismo hace sus propios análisis de las aguas para despejar inquietud de los deportistas. Alastair Fox, de la federación de vela, dijo que su organismo hace sus propios análisis de las aguas para despejar inquietud de los deportistas.
 Allan Norregaard, medalla de bronce en los juegos del 2012, afirmó que la Bahía de Guanabara “es la sede más contaminada que he visto”. Allan Norregaard, medalla de bronce en los juegos del 2012, afirmó que la Bahía de Guanabara “es la sede más contaminada que he visto”.

Con Brasil aún expuesto a un bombardero de críticas por la desorganización e incumplimientos en el armado de la Copa del Mundo a iniciarse en junio, han comenzado los ataques a propósito de las Olimpíadas del 2016.

 El New York Times realizó un extenso reportaje sobre la actualidad de Rio de Janeiro haciendo foco en la contaminación del agua donde entrenan los deportistas, que nada tiene que ver con las populares playas de Ipanema o Copacabana.

“Puede ser realmente asqueroso. Puedes toparte con cadáveres de perros y observar cómo el agua se vuelve color marrón en algunas zonas debido al vertido de aguas residuales”, dice Thomas Low-Beer, una de las esperanzas brasileñas que entrena en la bahía de Guanabara, donde también se choca con neumáticos, colchones y materia fecal.

Desde que el 2 de octubre de 2009 fuera elegida como sede olímpica, Río apenas avanzó un 10% en las obras prometidas. Uno de los problemas señalados por el diario estadounidense es la lucha política entre los gobiernos locales, estatales y federales, que en ocasiones salpica a la hora de financiar las obras de los Juegos Olímpicos.

En efecto las esperanzas de que las autoridades brasileñas logren limpiar la bahía, llena de desechos, se vieron diluidas por un informe que obtuvo la agencia AP.

En una carta fechada el 7 de mayo y dirigida al ministro de deportes Aldo Rebelo, el secretario de Medio Ambiente del estado de Río, Carlos Francisco Portinho, admitió que, en el mejor de los casos, se podrá reducir “en un 50%” la contaminación, muy por debajo del 80% prometido.

Alastair Fox, jefe de competencias de la federación internacional de vela, dijo que el organismo seguramente hará sus propios análisis para tratar de despejar la inquietud de los deportistas. Se cree que la iniciativa podría hacer que los organizadores intensifiquen sus esfuerzos por limpiar la bahía.

El noruego Allan Norregaard, medalla de bronce en los juegos del 2012, afirmó que la Bahía de Guanabara “es la sede más contaminada que he visto”.

El delegado del COI John Coates visitó el mes pasado Río y dijo que la preparación de la justa es la “peor” de que tenga memoria. Río lleva gastados millones de dólares en los juegos y se cree que esa cifra seguirá subiendo. El 70% del agua de las cloacas de Río llega sin tratamiento a la bahía y las autoridades están usando botes para recoger desperdicios flotantes.

Fox agregó que: “la cantidad de materia fecal que hay en la bahía es insalubre y algo que nos preocupa” y también aportó que “si alguien golpea una bolsa o un sofá o algo por el estilo, obviamente va a afectarlos en la carrera”.

Agregó que el Comité Olímpico Internacional (COI) no respondió a solicitudes de entrevista con el director médico del organismo Richard Budgett para hablar sobre los posibles riesgos que la contaminación representaría para los deportistas.