MercoPress, in English

Martes, 23 de julio de 2019 - 19:41 UTC

 

 

Patrocinadores del Mundial temerosos por la violencia en las ciudades de Brasil

Martes, 29 de abril de 2014 - 00:15 UTC
Un año atrás la violencia y desmanes durante la Copa de Confederaciones sorprendieron a Dilma Rousseff y a la FIFA Un año atrás la violencia y desmanes durante la Copa de Confederaciones sorprendieron a Dilma Rousseff y a la FIFA

La violencia que se ha visto en las calles de las principales ciudades de Brasil a semanas de que comience el Mundial de Fútbol no solo preocupa a las autoridades de ese país y de la FIFA, sino también a los patrocinadores.

 No es para menos. Cada una de las marcas que auspician el evento ha pagado entre 40 millones y 100 millones de dólares para estar presentes y llevan cuatro años preparando sus estrategias. Solo el año pasado la FIFA recibió 404 millones de parte de patrocinadores entre los que se cuentan Adidas, Coca-Cola, Hyundai y Kia, Emirates, Sony y Visa.

Según publica Bloomberg, el temor de los patrocinadores es que la violencia callejera les impida sacarle el máximo provecho a la inversión, tal como sucedió en la Copa Confederaciones del año pasado. En esa oportunidad las protestas por los 11 mil millones de dólares gastados el gobierno Dilma Rousseff en la cita mundialista tomaron por sorpresa a las autoridades y obligaron a algunas marcas a cambiar su estrategia de marketing.

Coca-Cola, por ejemplo, tuvo que tapar con bolsas plásticas una enorme botella con su marca para evitar que apareciera asociada a los enfrentamientos entre la policía y los manifestantes. Algo más complejo fue lo que enfrentó Kia en Belo Horizonte, cuando uno de sus concesionarios fue incendiado.

Con este escenario, las marcas están pidiendo a la FIFA que les entreguen más antecedentes acerca de sus planes de contención. Así lo confirmó Thierry Weil, director de márketing del órgano rector del fútbol mundial.

“Estamos teniendo esas discusiones entre nosotros, con nuestros socios comerciales y el gobierno”, dijo el personero, agregando que ya han tenido algunas reuniones de gestión de crisis.

Con protestas callejeras o sin ellas, las expectativas son altísimas para la transmisión televisiva. Y el más contento parece ser el gigante medial O Globo que ganará 600 millones de dólares por la venta de publicidad durante sus transmisiones.

Según reporta la revista especializada en marketing AdAge, Coca-Cola, la cervecera AmBev, Banco Itaú, Johnson & Johnson, Hyundai, Nestlé, la telefónica Oi y el retail local Magazine Luiza pagarán 75 millones cada uno a O Globo durante el mes del Mundial. La cifra equivale a 20 comerciales de 30 segundos del famoso Super Bowl.

Las estimaciones hablan de que la copa del Mundo tendrá en Brasil un rating promedio de entre 15 y más de 40 puntos, lo que podría superar la sintonía de Avenida Brasil, el mayor fenómeno televisivo del país que se anotó 39 puntos.