MercoPress, in English

Lunes, 17 de junio de 2019 - 16:42 UTC

“Diálogo de pacificación” en Venezuela continúa el próximo martes

Viernes, 11 de abril de 2014 - 09:22 UTC
Hubo fuertes acusaciones y reclamos de ambas partes pero el diálogo se desarrolló en un ambiente de respeto Hubo fuertes acusaciones y reclamos de ambas partes pero el diálogo se desarrolló en un ambiente de respeto

El presidente venezolano Nicolás Maduro, abrió y cerró la primera jornada de diálogo entre el gobierno y la oposición que se dio este jueves en Miraflores y que se prolongó durante casi seis horas, y anunció una nueva reunión para continuar el diálogo este próximo martes. Para eso designó una comisión de enlace integrada por el canciller Elías Jaua, el alcalde Jorge Rodríguez y el vicepresidente Jorge Arreaza.

 “No puede ser que cada vez que haya un problema económico o social quieran tumbar al Gobierno”, indicó Maduro en sus palabras de cierre e insistió en la necesidad de hacer una reunión “solo para ver el plan de pacificación”. Pero también se abrió a la posibilidad planteada por el dirigente de la oposición Ramón Guillermo Aveledo de combinar sesiones públicas y privadas en el marco del diálogo.

“Mantengamos este espacio pero llévense la propuesta de incorporarse a la conferencia de paz”, instó Maduro a los delegados que asistieron a la reunión por la oposición y al manifestar su deseo de que continúen las conversaciones por la paz del país.

Además de los representantes del gobierno y de la oposición, entre ellos el ex candidato presidencial Henrique Capriles, estuvieron presentes tres cancilleres de la Unasur y el nuncio apostólico como “testigos de buena fe”, de una “reunión ampliada” para establecer una mesa de diálogo que permita superar la crisis política en cuyo contexto murieron 41 personas en los últimos 65 días.

El debate se abrió con la llegada del presidente Nicolás Maduro al salón Ayacucho del palacio de Miraflores, donde los demás participantes del encuentro ya estaban sentados a la mesa, según mostró la televisora estatal VTV. Entre ellos el nuncio apostólico en Caracas, monseñor Aldo Giordano, y los cancilleres de Brasil, Colombia y Ecuador, Luiz Figueiredo, María Angela Holguín y Ricardo Patiño, respectivamente.

Al comienzo de la reunión, transmitida por la cadena oficial de radio y televisión, Maduro expresó: “El primer llamado es a reconocernos, a respetarnos [...] Yo como presidente estoy abierto a hablar de todos los problemas... debatirlos todos'', dijo el mandatario, acompañado de varios dirigentes oficialistas.

Durante el encuentro resaltó: ”Hay que hacer un proceso que nos lleve a la paz y a altísimos niveles de respeto, coexistencia, convivencia, sobre la base de la tolerancia“. ”Debate político, sí, con pasión; crítica entre nosotros, sí, con pasión; pero busquemos un modelo de coexistencia que permita que la democracia venezolana pueda fortalecerse y donde vivamos todos“, añadió en la reunión.

”Para protestar en Venezuela hay plenas libertades y lo he dicho mil veces, si la MUD quiere protestar todos los días de todos los años que están por venir, lo pueden hacer“, añadió. Aunque reclamó ”una condena conjunta a la violencia como forma de hacer política“, como algo ”vital“ y ”necesario“.

Por su parte, Ramón Guillermo Aveledo, secretario ejecutivo de la MUD, abrió el debate por parte de la oposición. ”Algo anda mal para que un encuentro entre gobierno y oposición sea raro“, aseveró luego de destacar que ”en una democracia el diálogo debe ser la regla, no la excepción“.

El líder opositor Capriles indicó que la crisis que vive el país viene de la situación generada tras las elecciones presidenciales del 14 de abril. ”Esa situación queramos o no queramos nos ha llevado a esta crisis política porque hay una crisis política desde ese día queramos o no queramos“, indicó.

”O nosotros cedemos en posiciones intransigentes y buscamos que realmente haya diálogo, que la mayor responsabilidad es de parte de ustedes, o esto cambia o esto revienta, yo espero que esto cambie“, afirmó.

”No quiero que haya violencia y condeno la violencia”, agregó Capriles, candidato presidencial en las elecciones del 14 de abril del año pasado que perdió por un margen de poco más de 220.000 votos, resultado que el también gobernador de Miranda (centro) aún no reconoce.

“El 14 de abril quieran ustedes reconocerlo o no este país cambió”, dijo.

El debate se realizó luego de varias convocatorias fallidas de Maduro a la oposición para participar en las llamadas “conferencias de paz” para dialogar a raíz de las manifestaciones opositoras. El clima político en Venezuela es tenso, en parte por la persistencia de las protestas callejeras.