MercoPress, in English

Martes, 23 de julio de 2019 - 06:45 UTC

 

 

Misión de Unasur llega a Caracas para auspiciar diálogo de paz con la oposición

Lunes, 7 de abril de 2014 - 08:32 UTC
Según Patiño se trata de una “invitación amplia” y abierta a “aquellos otros cancilleres que quieran asistir”. Según Patiño se trata de una “invitación amplia” y abierta a “aquellos otros cancilleres que quieran asistir”.

Este lunes y martes estará en Caracas la misión de cancilleres de Unasur que deberá dar continuidad al proceso iniciado en el marco de la conferencia de paz que pretende contribuir a poner fin a semanas de violencia y confrontación en Venezuela, según un comunicado oficial de Unión de Naciones Suramericanas.

 Está previsto que para esta nueva visita la Comisión esté integrada por los Cancilleres de Brasil, Colombia, Ecuador, Surinam, según la invitación recibida desde Venezuela, lo cual también podría estar indicando que existen ciertas diferencias dentro del grupo sudamericano.

La Comisión de Cancilleres de Unasur fue conformada con base en la Resolución 02/2014, adoptada en Santiago de Chile, con el objetivo de acompañar, apoyar y asesorar un diálogo político amplio y constructivo en Venezuela.

“Los Cancilleres en el Comunicado reafirmaron su estricto apoyo a la democracia, resaltando la voluntad colectiva de Unasur en apoyar un proceso de diálogo amplio y respetuoso, tomando en consideración la Conferencia Nacional de Paz, y reiteran su condena a cualquier tentativa de ruptura del orden constitucional”.

La conformación de la misión se explica porque Ecuador es sede de Unasur; Surinam actualmente preside el grupo; Brasil es el país de mayor peso en la región, en tanto Colombia, a pesar de diferencias, es un vecino privilegiado de Venezuela. Por otra parte Venezuela es uno de los países garantes de las conversaciones de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla FARC que se desarrollan en Cuba.

Desde Paraguay el canciller Eladio Loizaga, sostuvo que la comisión de cancilleres de Unasur, “debe ser equilibrada y reflejar el sentir de todos los países” que componen el bloque. Agregó que la reunión de la comisión de cancilleres de Unasur con todas las fuerzas políticas y sociales de Venezuela abrió una puerta “muy importante para un diálogo constructivo para devolver la paz”.

Empero el ministro también admitió que pasado martes 25 de marzo no viajó a Caracas porque, en principio, en la agenda de la misión no figuraba el diálogo con la oposición. También se notó la ausencia de los cancilleres de Chile, Heraldo Muñoz, y Perú, Eda Rivas.

Por su parte el gobierno ecuatoriano, reveló que los cancilleres de Colombia, María Ángela Holguín; Brasil, Luiz Alberto Figueiredo; y del propio Ecuador, Ricardo Patiño, han sido invitados “de manera particular” a una reunión esta semana en Caracas con miras a favorecer el diálogo entre el Gobierno venezolano y la oposición.

Patiño sostuvo que aunque estos tres Gobiernos han sido convocados de forma específica, cree que se trata de una “invitación amplia” y abierta a “aquellos otros cancilleres que quieran asistir”.

Señaló que tiene entendido que a las reuniones que se desarrollarán lunes y martes, iba a ser convocada también una representación del Vaticano.

Será la segunda visita de una comisión de Unasur tras las reuniones que sus representantes mantuvieron a finales del mes pasado con distintos sectores de la sociedad venezolana.

Tras esas sesiones de trabajo se anunció la creación de una comisión de cancilleres “más reducida”, formada por tres o cuatro ministros cuya misión, según informó la pasada semana Patiño, sería dar “acompañamiento regular” al proceso de búsqueda de diálogo.

Según el canciller ecuatoriano, el objetivo de esta nueva serie de reuniones es avanzar con relación a la primera ronda de contactos, en la que hubo un intercambio de ideas que permitió determinar cuáles eran las intenciones y la voluntad de las organizaciones sociales del Gobierno y de la oposición.

Empero la 'destituida' diputada líder de la oposición venezolana María Corina Machado, separada irregularmente de su curul, dijo que “el pueblo de Venezuela tiene serias dudas en relación a la imparcialidad” de la comisión.

Entre algunas condiciones no negociables de cara a un diálogo, Machado citó la liberación de todos los presos políticos y el cese de la represión contra las protestas, además del castigo a responsables de torturas y asesinatos. Empero los cancilleres de Brasil y Chile defendieron la semana pasada la misión de Unasur en Venezuela.

Por su parte el gobierno venezolano aseguró que estaba abierto a una mediación del Vaticano o de Unasur para dialogar con la oposición. El canciller de Venezuela, Elías Jaua, sostuvo en entrevista con el canal Globovisión, que el gobierno del presidente Nicolás Maduro está dispuesto a que un representante del Vaticano o un “pequeño grupo de cancilleres” de Unasur sirvan como “testigo de buena fe” para iniciar un diálogo con la oposición.

“Pudiera ser el secretario de Estado del Vaticano, quien fue nuncio y conoce bien la realidad venezolana y es un hombre con una visión objetiva de todo lo que ha ocurrido y está ocurriendo en Venezuela”, remarcó Jaua.