MercoPress, in English

Lunes, 20 de mayo de 2019 - 01:26 UTC

Diputada Machado acusa a Maduro y Cabello de “marionetas de Cuba”

Jueves, 27 de marzo de 2014 - 11:36 UTC
Machado retornó a Venezuela acompañada de tres legisladores peruanos Machado retornó a Venezuela acompañada de tres legisladores peruanos

La diputada opositora María Corina Machado ha acusado al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, de pretender dar en la Asamblea Nacional “otro golpe de Estado”, lo cual –ha advertido– no lo van a consentir los demócratas.

 La opositora venezolana María Corina Machado regresó a su país desde Lima acompañada de tres legisladores peruanos, ante los cuales dijo sentirse “más diputada que nunca”, después de que el presidente del Parlamento, Diosdado Cabello, anunciara que ya no es parlamentaria.

“Nunca he sido tan diputado como ahora; soy más diputada que nunca y seguiré actuando dentro y fuera de la Asamblea Nacional (AN, unicameral)”, subrayó Machado al llegar al aeropuerto de Maiquetía, que sirve a Caracas.

Machado se refirió así a la decisión del Gobierno de Venezuela de expulsarla de la Asamblea Nacional después de acusarla de “violar la Constitución” y “traicionar a la patria” al aceptar el cargo de representante alterna de Panamá en la Organización de Estados Americanos (OEA).

Al respecto, la opositora ironizó al señalar que sean Diosdado, y el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quienes la acusen de ser “agente de otro Gobierno” cuando ellos son “marionetas de Cuba”.

“El cinismo de Cabello y Maduro no tiene límite…ellos, marionetas de Cuba, me acusan de ser agente de otro gobierno”, escribió la diputada en su cuenta de Twitter (@MariaCorinaYA).

“Soy diputada de todos los venezolanos por decisión del pueblo y seguiré siéndolo hasta que el pueblo quiera; eso se lo haremos saber al Sr Cabello”, dijo Machado en su cuenta de Twitter, en la que agradeció el apoyo que ha recibido de algunos líderes políticos internacionales y del escritor Mario Vargas Llosa.

Machado también dio las gracias al alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, quien ha considerado que las acciones contra la diputada son “demostración de una dictadura” en la Asamblea Nacional y ha dicho que “este régimen se quedó sin tiempo y sin pueblo”.

También se mostró agradecida y “conmovida” por el “cariño, apoyo y firmeza” que dijo haber recibido “de tantos venezolanos” a los que aseguró que seguirá representando “dentro y fuera” de la Asamblea Nacional.

Cabello anunció el lunes la pérdida de la investidura de diputada de Machado al considerar que, al haber sido nombrada embajadora alterna de Panamá para participar en la sesión del pasado viernes de la Organización de Estados Americanos (OEA), contravino el artículo 191 de la Constitución.

Ese artículo señala que “los diputados o diputadas a la Asamblea Nacional no podrán aceptar o ejercer cargos públicos sin perder su investidura, salvo en actividades docentes, académicas, accidentales o asistenciales, siempre que no supongan dedicación exclusiva”.

Machado intentó el pasado día 20 participar en la sesión del Consejo Permanente de la OEA acreditada por Panamá para presentar denuncias de la “represión” que, dice, existe en Venezuela contra manifestantes que participan en protestas contra Maduro.

Venezuela está sumida en una oleada de protestas contra el Gobierno, algunas de las cuales han derivado en hechos de violencia que han ocasionado la muerte a 35 personas.

En la OEA “se quiso censurar al pueblo venezolano; pretendieron callarnos y ese silencio temporal retumbó en el mundo entero”, añadió Machado junto a los congresistas peruanos Martín Belaúnde, Cecilia Chacón y Luis Galarreta.

“Nuestro firme apoyo moral a la diputada Machado para que no sea objeto de intervenciones o acciones arbitrarias. Queremos que se le respete su fuero parlamentario y nosotros hemos venido aquí en solidaridad”, declaró Galarreta asimismo en el aeropuerto caraqueño.

Preguntado sobre lo dicho por Cabello, respondió: “Me parece algo inconcebible. No puedo yo intervenir en política venezolana, pero me parece inconcebible y lo que se llama absoluta, repito, absoluta denegación de justicia la condena a una persona sin ningún proceso judicial”.