MercoPress, in English

Viernes, 9 de diciembre de 2022 - 19:09 UTC

 

 

Londres considera 'inaceptable' incidente con bandera de crucero de turistas inglés en Buenos Aires

Viernes, 14 de febrero de 2014 - 09:09 UTC
Por lo visto el Queen Victoria debió retirar la bandera de la marina mercante inglesa so pena de fuerte multa Por lo visto el Queen Victoria debió retirar la bandera de la marina mercante inglesa so pena de fuerte multa

El gobierno del Reino Unido calificó de “inaceptable” el trato de las autoridades argentinas a un crucero de bandera británica, que al parecer se le obligó a retirar su insignia de la marina mercante al atracar en Buenos Aires. Un portavoz del Ministerio de Exteriores dijo hoy que este es “otro ejemplo” de “acoso e intimidación” por parte de Argentina.

 Según los medios británicos, el crucero Queen Victoria, que hacía un recorrido por el sur del continente sud americano, recibió la advertencia de que podía ser multado con una cuantiosa suma de dinero si continuaba ondeando su insignia roja (de la marina mercante británica) mientras estaba en puerto.

“Condenamos cualquier intento por parte de las autoridades argentinas de interferir innecesariamente con el legítimo tránsito de embarcaciones con bandera del Reino Unido”, señaló el portavoz. “Defendemos con vigor los intereses del Reino Unido frente a cualquier intento del Gobierno de Argentina de alterar cualquier actividad comercial legal”, agregó la fuente del Foreign Office.

Según el portavoz, Londres analiza este asunto con Carnival UK, la empresa matriz de la firma Cunard (a la que pertenece el crucero), y planteará este problema a las autoridades argentinas.

El exjefe de la Royal Navy (Marina) almirante Lord West of Spithead, que viajaba en el crucero, dijo al canal 4 de la televisión británica que se trató de un “insulto”. Según West, tras cruzar el Cabo de Hornos el capitán del crucero le comentó que le habían amenazado con una multa si no retiraba la bandera roja.

Las relaciones entre el Reino Unido y Argentina atraviesan por un momento muy bajo debido a la negativa de Londres a negociar la soberanía de las islas Malvinas, como pide Buenos Aires. Londres insiste que el diálogo deber ser tripartito, incluyendo a los Falkland Islanders, a quienes les asiste el derecho a la auto determinación.

Buenos se niega rotundamente a aceptar tal posición ya que argumenta la integridad territorial de Argentina con las Islas e ignora por completo, según palabras del canciller Héctor Timerman, la población 'impostada' de las Islas.

En 1982 tras la invasión militar argentina de las Falklands, el Reino Unido envió una fuerza de tareas para recuperarlas, misión que se cumplió en 74 días con la rendición incondicional de las fuerzas invasoras. Casi mil personas entre combatientes argentinos, británicos y tres civiles de las Islas, perdieron la vida en el conflicto.

Sin embargo Argentina sigue insistiendo con el reclamo de la soberanía sobre las Malvinas por vía diplomática.