MercoPress, in English

Miércoles, 8 de diciembre de 2021 - 00:07 UTC

 

 

Irlanda presionada por Thatcher se abstuvo de votar cese al fuego en guerra de Malvinas de 1982

Domingo, 29 de diciembre de 2013 - 09:09 UTC
Según documentos desclasificados por Dublín, Londres amenazó con cancelar una visita de Thatcher a Irlanda Según documentos desclasificados por Dublín, Londres amenazó con cancelar una visita de Thatcher a Irlanda

La ex primera ministro británica, Margaret Thatcher, presionó a la República de Irlanda para que se abstenga de votar una resolución en las Naciones Unidas (ONU) en favor de un alto el fuego en la Guerra de Malvinas en 1982, revelaron documentos desclasificados en Dublín.

 Londres advirtió al gobierno irlandés que la “Dama de Hierro” cancelaría una visita oficial a su territorio si apoyaba un llamamiento a finalizar el conflicto bélico en el archipiélago.

En ese momento Irlanda, independizada del Reino Unido en un largo proceso iniciado en 1916, era miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU y se abstuvo de apoyar una resolución propuesta por Panamá y España para exigir un alto el fuego, que finalmente fue vetada por Londres y Estados Unidos.

Por el contrario, votó a favor de la resolución 502 que condenó el intento de la dictadura militar de reconquistar por la fuerza las islas usurpadas a Argentina en la ocupación británica de 1833.

Uno de los documentos desclasificados por Dublín fue redactado por un diplomático anónimo que describió la presión que sufrió durante un almuerzo con el entonces ministro de Relaciones Exteriores del Reino Unido, Francis Pym.

Durante ese encuentro, el funcionario indicó que las relaciones entre los dos países “empeoraban cada día” y señaló que podrían ponerse aún peor si Irlanda apoyaba el fin del conflicto armado en las Malvinas.

“Con su actual estado de ánimo no podía dar ninguna garantía que Thatcher desearía tener una reunión con el primer ministro irlandés, aunque agregó que una semana es, por supuesto, mucho tiempo en la política y las cosas podrían cambiar”, dijo el diplomático en su cable fechado en junio de 1982.

En otro párrafo, se refirió a un encuentro que tuvo con Antony Acland, secretario de la cancillería británica, quien “se refirió que a Thatcher podría resultarle políticamente difícil visitar Irlanda este año si continuamos teniendo un rol visto como hostil al gobierno británico y los Isleños”.

“Le insistí que estábamos a favor de un alto el fuego para conseguir la paz en interés de todas las partes, incluyendo a los Isleños y que era ese enfoque el que guió nuestras acciones en la ONU”, agregó el diplomático.

Los documentos fueron revelados hoy por el Archivo Nacional irlandés bajo una ley que promueve la desclasificación de información luego de 30 años.