MercoPress, in English

Domingo, 4 de diciembre de 2022 - 09:10 UTC

 

 

Gobierno brasileño sacrifica a Petrobras para contener la inflación y las chances de Dilma en el 2014

Jueves, 5 de diciembre de 2013 - 06:49 UTC
Los actuales precios de los combustibles implican pérdidas para el gigante petrolero   Los actuales precios de los combustibles implican pérdidas para el gigante petrolero

La política de precios congelados para los combustibles en Brasil y el plan de inversiones de Petrobras, a pesar del programa de desinversiones adoptado recientemente, sacrifica a los accionistas minoritarios para defender intereses del Gobierno, señalaron varios especialistas consultados por los medios.

 Las acciones de Petrobras se desplomaron el lunes, con una caída de un 10,37 % de los títulos ordinarios y de un 9,21 % de los preferenciales, como consecuencia del anuncio de un ajuste en las refinerías del 4 % del precio de la gasolina y del 8 % del diesel.

La baja de los títulos de Petrobras propició un tropiezo del 2,36 % del Ibovespa, principal índice de la bolsa de Sao Paulo, en la sesión del lunes.

El profesor Ernani Torres, del Instituto de Economía de la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ), indicó que “con la decisión del Gobierno de no transferir los aumentos del petróleo a la gasolina y al diesel, quien sufre ese impacto y se sacrifica, son los accionistas minoritarios” debido al descenso de los títulos.

El Gobierno contuvo por varios meses la decisión de aumentar el precio del combustible, a pesar de la intención de la compañía de un “ajuste automático” para poder generar recursos para atender proyectos como la explotación en el pre-sal, el gigantesco horizonte de reservas de hidrocarburos en aguas muy profundas a lo largo de la costa del Atlántico.

“Hoy, Petrobras tiene uno de los mayores programas de inversiones del mundo y, con la actual política de precios, la empresa tendrá que endeudarse”, añadió.

Para Torres, la caída del lunes de las acciones “no tiene nada que ver con el ambiente macroeconómico de Brasil, a no ser que el Gobierno lo esté usando como base de una política de control inflacionario”.

“La caída violenta del precio se justifica porque la propia Petrobras creó la expectativa de que el Gobierno otorgaría una indexación a la política de precios. Pero en la medida de que esa expectativa se deshizo, el impacto terminó siendo ese”, agregó.

Por su parte el académico Nuno Manoel Martins Dias Fouto, profesor de economía de la estatal Universidad de Sao Paulo (USP), consideró que el impacto macroeconómico por la devaluación de los títulos “es bajo” y sus consecuencias tienen que ver con “la reputación, la credibilidad”.

“Quedó claro que el Gobierno utiliza el poder que tiene en esas empresas para manipularlas de acuerdo con sus intenciones de corto plazo de coyuntura”, subrayó.

De acuerdo con Días Fouto, “no se puede analizar a Petrobras siempre que el país esté en una acción coyuntural desfavorable por la inflación” y agregó que el gobierno siempre utiliza esas empresas para atenuar esas dificultades”.

Precios de combustibles controlados son clave para contener la inflación el año entrante, año de elección presidencial cuando seguramente la mandataria Dilma Rousseff intente conquistar un segundo mandato de cuatro años. Las encuestas dan a Dilma como favorita, por amplio margen, pero ella a su vez sólo es superada por el ex presidente Lula da Silva.

Categorías: Economía, Política, Brasil.
Tags: Brasil, Petrobras.