MercoPress, in English

Domingo, 27 de noviembre de 2022 - 12:06 UTC

 

 

Educación en Uruguay: Relacionarse con los mejores, la experiencia de Finlandia

Lunes, 2 de diciembre de 2013 - 21:26 UTC
Larrañaga: Finlandia lanzó su enfoque renovador de la educación en las décadas del 60/70, pero antes admitiendo que las cosas andaban mal Larrañaga: Finlandia lanzó su enfoque renovador de la educación en las décadas del 60/70, pero antes admitiendo que las cosas andaban mal

Por Jorge Larrañaga - Hace unos días volvimos de Finlandia, país al que visitamos durante tres días donde tuvimos una intensa agenda de reuniones en aras de conocer su sistema educativo, como se planifican los cursos, como se gestionan los recursos, cuál es el grado de autonomía de los centros educativos, como se forman los docentes y demás aspectos vinculados a la excelente experiencia finlandesa que transformó a este país y hoy está ubicado en los primeros puestos en las pruebas internacionales PISA.

 La pregunta inicial fue cómo hizo Finlandia para estar en la vanguardia mundial en educación. Nos contó que partieron de reconocer que estaban mal, sin ese reconocimiento no había manera de accionar para cambiar. Esto sucedió en Finlandia en las décadas del 60 y 70.

Esa apertura y sinceramiento nos contrastó fuertemente con lo que sucede en nuestro país en estos los últimos días, cuando el gobierno busca esconder y minimizar el crecimiento de la tasa de repetición. En la reunión se destacó el valor crucial de la formación y calificación de los docentes. La revalorización de la función del docente, -como educador-, pero también como referente cultural y social es una de las claves del éxito finlandés en materia educativa.

En este sentido, analizamos con la Secretaria de Estado Torsti, la disposición del gobierno finlandés en celebrar un acuerdo de cooperación técnica en materia educativa con nuestro país, principalmente en cuanto a la formación docente y al diseño curricular.

Uruguay tiene acuerdos de cooperación técnica y educativa con México y Cuba por ejemplo. Finlandia es uno de los ejemplos del mundo desde hace 20, 30 años. Uruguay nunca se interesó en realizar ningún intercambio profesional que brindara nuevos enfoques a la realidad nacional.

Convencidos de que tenemos mucho para aprender de la experiencia finlandesa y considerando la disposición del gobierno de ese país en colaborar con el nuestro es que el día miércoles enviamos al Presidente de la República, al ministro de Relaciones Exteriores y al ministro de Educación y Cultura una carta solicitándoles se explore esta vía y concreten un acuerdo de cooperación técnica.

Finlandia ya tiene acuerdos de este tipo en nuestro continente con Chile, Brasil y Perú. Es imperioso para nuestro país explorar las experiencias exitosas. Hay que tener humildad, aprender de los mejores, no replicando mecánicamente, pero sí analizando lo pertinente y conveniente para nuestra realidad.

La formidable experiencia en materia educativa no fue lo único que nos trajimos de Finlandia. También nos entusiasmó mucho y queremos replicar en el Uruguay lo que en Finlandia denominan Comisión de Futuro.

Este foro sobre el futuro es una interesante iniciativa finlandesa que está siendo recogida por diversos países como Escocia, Israel, Chile. Se trata de una comisión parlamentaria que aborda temas estratégicos del país con escala temporal de 30 y 50 años. Allí 17 parlamentarios se enfocan en pensar como es el país que tendrán en el futuro, sus dificultades, su horizonte de posibilidades y las soluciones.

Nuestra idiosincrasia y urgencias diarias hacen carne en una frase de un filósofo español: “La tiranía del presente impide enfocarnos en el horizonte del largo plazo”.

Es posible realizar políticas con enfoques globales y basadas en la cultura de la anticipación por sobre la reacción. La experiencia finlandesa es muy buena en este sentido, se han enfocado en analizar las perspectivas del desarrollo científico, relacionándose con thinktanks de los partidos y con la comunidad organizada, en cómo las nuevas tecnologías abrirán más oportunidades de participación política. El último informe es sobre las 100 tecnologías radicales que impactarán en el desarrollo.

Esta comisión comenzó en la década del 90 tras la caída de la URSS lo cual impactó tremendamente en Finlandia. Esta crisis fue para ellos una oportunidad y la aprovecharon, comenzaron a anticiparse a los problemas y también a anticipar las soluciones, generando una escalada virtuosa. Esta es una experiencia que merece ser considerada y replicada.

En Uruguay debemos comenzar a reconciliarnos con el futuro actuando en el presente. Dándonos oportunidades, comenzando con la educación, que reclama el cambio urgente.

* Nota de Opinión