MercoPress, in English

Domingo, 26 de mayo de 2019 - 13:34 UTC

Falklands denuncia otro intento argentino por socavar economía de las Islas y trastornar la vida de 3.000 Isleños

Sábado, 30 de noviembre de 2013 - 07:52 UTC
“Se pretende impedir la legítima exploración y explotación de nuestros recursos naturales” “Se pretende impedir la legítima exploración y explotación de nuestros recursos naturales”

El gobierno de las Falkland Islands acusó este viernes a la Argentina de un nuevo intento por torpedear la economía de las Islas al pretender imponer sanciones penales a las petroleras operando en las Islas, lo cual está en clara contradicción con sus reiteradas manifestaciones públicas de establecer un diálogo.

 Igualmente con esa legislación se trata de trastornar las vidas de 3.000 Isleños que quieren vivir en paz y en buenas relaciones con sus vecinos.

El jueves pasado la embajada argentina en Londres informó en su sitio que el congreso de su país había aprobado una ley que contempla penas de hasta 15 años de cárcel, elevadas multas y confiscación de activos a todas aquellas empresas petroleras con propósito de operar en aguas de las Islas Malvinas

El gobierno de las Falklands dijo que lamenta una acción tan inamistosa y recuerda que en función de su derecho a la auto determinación consagrado en la Carta de Naciones Unidas “tenemos el derecho a desarrollar nuestros propios recursos naturales” y que la legislación doméstica argentina no es aplicable a las Falklands.

Este último intento por dañar la economía de las Falklands y el flagrante reclamo como argentinos sobre los recursos naturales de los Isleños, no hacen sino resaltar las intenciones argentinas hacia un país de 3.000 habitantes.

El comunicado oficial del gobierno electo de las Falklands “Respuesta al intento del gobierno argentino de imponer sanciones penales a las empresas petroleras operando en las Falklands”, se ajusta al siguiente texto:

“El gobierno de las Falkland Islands lamenta este último intento del gobierno argentino de socavar la economía de las Falkland Islands e impedir la legítima exploración y explotación de nuestros recursos naturales”

“De acuerdo con nuestro derecho a la auto determinación, tal cual está consagrado en el Capítulo 1, Artículo 1.2 de la Carta de Naciones Unidas, estamos absolutamente claros en cuanto a que tenemos el derecho a desarrollar nuestros propios recursos naturales.

Permanecemos totalmente claros en cuanto a que la legislación doméstica de Argentina no es aplicable a las Falkland Islands, y por tanto no hay base legal alguna para las acciones propuestas por el gobierno argentino”

“Aprobar legislación que apunta directamente a dañar las economía de las Falkland Islands está en directa contradicción con las manifestaciones del gobierno argentino de que quiere establecer un diálogo. Recientes intentos por interrumpir el comercio, el turismo y los vínculos aéreos, y pretender flagrantemente que los recursos de los Isleños son argentinos, no hacen sino resaltar sus intenciones hacia un país de 3.000 personas.

Tales esfuerzos son totalmente contraproducentes para el desarrollo de cualquier relacionamiento entre las Falkland Islands y Argentina”.