MercoPress, in English

Lunes, 8 de agosto de 2022 - 11:10 UTC

 

 

Gobernador argentino admite que en últimas elecciones “hubo rifas y dádivas”

Miércoles, 13 de noviembre de 2013 - 09:35 UTC
Beder Herrera reaccionó de esta manera a las críticas del obispo de La Rioja  Beder Herrera reaccionó de esta manera a las críticas del obispo de La Rioja

El gobernador de la provincia argentina de La Rioja, Luis Beder Herrera, sorprendió al admitir que en las últimas elecciones (Octubre 27) “hubo rifas y dádivas” para triunfar por parte del Kirchnerismo, y aclaró que se baja de la re-reelección. Las dádivas habían sido criticadas por el nuevo obispo de La Rioja, Marcelo Colombo

 Beder Herrera pidió disculpas a la gente de La Rioja porque estas últimas elecciones no fueron “lo que yo quería y pensaba en cuanto a campaña, porque si hay algo que tiene mucha razón el Obispo es que hubo rifas y muchas dádivas”.

Reconoció haber tenido que ceder a las exigencias de una militancia que “no entiende que hay que militar todos los días y no los últimos meses de campaña”.

“Les digo a mis militantes que salgan a la calle, si no la gente no va a creer nunca más en el peronismo, ahora que no hay campaña es cuando hay que salir para ayudar a la gente. Entonces lo que se le dé a la gente, no será una dádiva sino una concreción del sentimiento de inclusión y asistencia, lo que es el peronismo y nuestro gobierno”, enfatizó Beder Herrera.

Beder Herrera sostuvo que “como católico le pido perdón al Obispo, a quien respeto muchísimo a pesar de conocerlo muy poco. Y de esta manera me comprometo a que esto no vuelva a ocurrir en ninguna otra elección”.

El gobernador dijo entender “a la dirigencia, porque La Rioja viene hace años entregando cosas, bolsones y demás, yo traté de romper con eso y di como ejemplo mi campaña para gobernador, gané con el 70% del electorado y no di cosas, chapas ni nada”.

Recordó que en esta elección no fue como candidato y reconoció que le dolía mucho que la gente reclamara una u otra cosa, ”cedí y pasó lo que pasó. Yo creo que no sirve de nada, no se puede comprar la dignidad de la gente, el que quiera ser dirigente que salga ahora a trabajar, yo los voy a seguir ayudando porque me comprometí que después de las elecciones mi gobierno seguirá al lado de la gente”.