MercoPress, in English

Jueves, 24 de junio de 2021 - 20:50 UTC

 

 

Uruguay se plantea un buen uso de las reservas

Lunes, 29 de marzo de 2010 - 07:26 UTC

El Presidente José Mujica quiere desarrollar la infraestructura del país y ha planteado la posibilidad de utilizar reservas del Banco Central para financiar obra pública.

El planteo no solo tiene que ver con las necesidades estratégicas de recuperar vías férreas para recuperar el transporte de carga por ferrocarril, una opción muy importante para algunas industrias, sino que también se impone el estudio para tener tiempos de ejecución aceptables y adecuados a los ritmos de la competencia económica mundial.

En el caso de las reservas del BCU, tanto El Ministro de Economía Fernando Lorenzo, como el Presidente del BCU, Mario Bergara y el propio Vicepresidente de la República Danilo Astori ven razonable un estudio del planteo del Presidente y ya están trabajando para diseñar un tipo de solución que la contemple.

Por su parte, el Subsecretario de Economía y Finanzas, Pedro Bunomo, perteneciente al círculo más allegado del presidente e integrante del MPP, el sector político que Mujica ayudó a formar, expresó que “si se decide utilizar un porcentaje de esas reservas excedentes para financiar proyectos de infraestructura, habría que identificar esos proyectos y ver cuál es la manera más eficiente” y luego agrego, en nota aparecida en el diario El Observador, que “el costo financiero de mantener deuda pública es mucho mayor al rendimiento de mantener las reservas colocadas en otro activo”. Una de las soluciones que están buscando desde los organismos rectores de la economía y la finanzas es la creación de un fondo de garantía de inversiones. Esto permitiría respaldar un flujo de inversiones privadas.

La modalidad de fondo de garantía tiene la ventaja de que no implica la utilización directa de las reservas para el financiamiento de las obras. Este fondo promovería el flujo de capitales privados ya que les permitiría reducir los riesgos a la hora de invertir. En la jerga económica este mecanismo se le denomina “apalancamiento”. El uso del dinero público tendría con esta modalidad, aún a estudio, un rendimiento mucho más alto desde el punto de vista financiero y económico y por cada peso que ponga el gobierno en un fondo de garantía estaría “apalancando” muchas veces más en su rendimiento ya que amplía el monto de inversiones que se reflejan en él.

En el gobierno se abriría una lista de proyectos ordenados por su rentabilidad, tanto de la inversión como de las posibilidades de retorno. De esta forma ese fondo de garantía estaría seguro y consolidaría una operación económica y financiera, transparente, rentable y extremadamente eficiente. En diálogo con el matutino El Observador, Pedro Buonomo dijo que: “La condición es que la rentabilidad económica y social que genere ese proyecto sean notoriamente mayores a su costo y a su costo de oportunidad”.

También en el menú de opciones del equipo económico está la posibilidad de cancelar deuda pública. De esta manera habría una baja sustancial de los costos financieros y fiscales del Estado. Expertos recuerdan que tener deuda tiene un costo financiero y este costo es mayor que tener reservas colocadas en otros rubros. Una opción de recompra de deuda implica un análisis muy fino de cuantos y cuales títulos se comprarían. Habría que elaborar una ingeniería financiera, conocida pero compleja, para asegurar que el valor de los bonos uruguayos no caiga en su valor al haber una operación de compra por parte del Estado.

Por su parte, el ministro de Economía y Finanzas, Fernando Lorenzo, realizó algunas puntualizaciones sobre la real situación del país. El ministro afirmó que existen fondos suficientes para financiamiento de políticas sociales y de infraestructura y que en cada cada caso se estudiará cuál es el instrumento de financiamiento más conveniente. La economía uruguaya continuó su proceso de recuperación en el cuarto trimestre del año.

El PIB experimentó un crecimiento acumulado del 2,9%, el más alto de todo el continente ya que solo faltan cifras oficiales de Colombia, aunque estaría en el 2,6 y Bolivia, que si bien pronostica un 3,7% no ha terminado los estudios estadísticos.
Lorenzo aseguró que Uruguay tiene fondos suficientes para el financiamiento de políticas sociales o la realización de obras de infraestructuras y explicó que una parte de la reservas están a disposición del MEF, forman parte de la liquidez con que se atiende el funcionamiento regular del Presupuesto, y otra parte depende del BCU y es quien tiene la potestad de resolverlo.

La propuesta del Presidente Mujica fue bien recibida por todas las autoridades económicas, pero es imprescindible el trabajo de los equipos técnicos diseñando la mejor solución para su posible aplicación.

 

 

Categorías: Economía, Política, Uruguay.