MercoPress, in English

Jueves, 24 de junio de 2021 - 22:47 UTC

 

 

Bolivia y Argentina suscriben acuerdo para ampliar envío de gas

Lunes, 29 de marzo de 2010 - 07:16 UTC

La presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner, en visita oficial a su homólogo Evo Morales, suscribió en Sucre un acuerdo para la construcción de un gasoducto que proveerá de ese recurso a Argentina.

Según informes, el conducto de tubería permitirá exportar al país un promedio de 25 millones de metros cúbicos diarios (MMCD) de gas. En su ramal argentino el conducto tendrá una extensión de 40 kilómetros.
El gasoducto será bautizado con el nombre de Juana Azurduy de Padilla, en homenaje a la heroína boliviana. La mandataria viajó a Sucre en compañía del ministro de Planificación, Julio De Vido, el ministro de Exteriores, Jorge Taiana y del secretario de Energía, Daniel Cameron.

Convenio con Argentina se ejecutará a largo plazo

La reprogramación en la exportación de volúmenes de gas natural hacia la Argentina, gestión 2010 - 2015, será a largo plazo, lo que provocará que el Estado Plurinacional continúe con pérdidas de recursos por la subvención de los hidrocarburos, consideró Hugo de la Fuente, ex superintendente de Hidrocarburos.

Frente a las modificaciones del contrato entre la Argentina y Bolivia, a fin de mejorar los volúmenes de exportación que oscilan entre 5 a 4 MMCD, la autoridad consideró que el proyecto no tendrá un efecto inmediato como se planteó para llegar a los 27 Millones de Metros Cúbicos de Gas Día (MMCD), al que se pretende llegar en los próximos 3 a 4 años.

Dijo que hoy en día hay una visión conservadora ideal, sin embargo, lo importante es hacer que el contrato que ya se firmó se pueda cumplir, y añadió que se deben establecer nuevos cronogramas y multas.

“Si nos fijamos en el contrato, nos hemos quedado vendiendo hasta los 5 MMCD donde ya teníamos un contrato de 27 MMCD, por eso es necesario que el Gobierno pueda poner un contrato con un requerimiento de 75% de lo que es el convenio”, afirmó.
Más adelante calificó de complicada la extracción de hidrocarburos de crudo de petróleo, gas natural y otros derivados debido a su gran inversión.

Precisó que se va a alcanzar un acuerdo con la Argentina, pero que ahora hay que ver si aquello va a funcionar de la manera correcta, si los plazos tienen que ser cortos y breves para implementar estos proyectos, o más bien, se va a gastar en la importación de estos proyectos.

Dejó en claro que la demanda tiene que ser satisfecha para abastecer la demanda interna, acotando que si ésta no es suficiente se tiene que importar pese a los precios internacionales. Sin embargo, cree que es mejor ver la otra parte de la medalla sobre los problemas de la nacionalización, que en su opinión fue positiva, como en los ingresos para el Estado Nacional que se elevaron de manera importante. Según su criterio, las políticas deben ser de largo plazo, pues son las que sostienen los ingresos para el país, que deben dar sostenibilidad al Estado Plurinacional.

Sostuvo que el Gobierno debe hacer todos los esfuerzos para que los ingresos en el país se mantengan estables, poniendo como ejemplo el tema de los hidrocarburos, donde la mayor cantidad de los ingresos es por este concepto. Acotó que es necesario que el Estado tenga proyectos hacia la Argentina u otros como Uruguay que requieren de nuestro gas natural.

“La necesidad surge en hacer realidad el gasoducto hacia el noreste argentino para abastecer de gas a Uruguay, Paraguay, por que el gas que estamos pensando enviar a Uruguay y Paraguay es por el lado de la Argentina, lo que es fundamental y que el Gobierno debe pensarlo seriamente”, expresó.