MercoPress, in English

Martes, 27 de setiembre de 2022 - 01:46 UTC

 

 

Falklands “agradece” a Argentina el revuelo ocasionado con el tema petróleo

Viernes, 5 de marzo de 2010 - 18:14 UTC
Jan Check afirma que el acoso argentino solidifica el derecho de los Isleños a  la autodeterminación  Jan Check afirma que el acoso argentino solidifica el derecho de los Isleños a la autodeterminación

Varios legisladores de las Islas Malvinas “agradecieron” a Argentina por haberlas puesto nuevamente en el mapa mundial centrando atención en los procedimientos abusivos y de permanente interferencia que viene practicando el gobierno argentino contra los 2.500 habitantes del archipiélago en el Atlántico sur.

Según la última edición del semanario Penguin News, esto no ha hecho sino reforzar el derecho del pueblo de las Falkland Islands a la autodeterminación y el derecho a explotar los recursos que yacen en las aguas y bajo el fondo marino, de las Islas.

En efecto, la embestida política y diplomática argentina contra las Islas Malvinas por el inicio de una nueva ronda de perforaciones exploratorias en aguas de las Islas fue motivo de varios comentarios de los miembros electos de la Asamblea Legislativa al cierre de una de sus sesiones anuales.

“Por lo menos ahora el resto del mundo está al tanto del abanico de interferencias a que estamos continuamente expuestos por Argentina y que debemos sobrellevar”, dijo la legisladora Sharon Halford.

Empero también criticó a la prensa que “ha invadido” las Falklands para cubrir los acontecimientos la cual “parece estar más excitada con la retórica de nuestros vecinos que nosotros mismos”.

Gavin Short propuso como medida para demostrar orgullo patriótico embanderar las Islas, “cada casa, cada hogar flameando el emblema de las Falklands”.

El legislador Bill Luxton, considerado un duro, también abordó lo que describió como “las histéricas bufonadas de nuestros vecinos allende del mar” y comentó que hubiera sido mucho mejor “para todos nosotros, incluyendo la Argentina, que no hubiesen renegado del Acuerdo petrolero de 1995”.

Pero lo más demoledor correspondió a Jan Check, veterana de varios períodos en el legislativo quien agradeció a Argentina la oportunidad que brindaron a las Falklands de exponer ante el mundo “el permanente enojo, irritación y tergiversaciones” lanzados contra las Falklands por Argentina en su obstinada cruzada por negarse a cooperar con las Islas en asuntos de interés común como son el petróleo y la pesca.

Pero también resaltó es una oportunidad magnífica “para reiterar nuestro derecho básico a la auto determinación, nuestros derechos sobre los recursos que yacen en aguas, y bajo el fondo marino, de las Faklands”.

Igualmente “nuestro derecho a hablar por nosotros mismos como un pueblo establecido, reconocido, que no reemplazó a ninguna población autóctona, a diferencia de lo ocurrido con muchas naciones de América del Sur”.

Glenn Ross, electo por primera vez a la Asamblea Legislativa, sin mencionar la palabra Argentina alertó que “en las semanas y meses por delante, como pueblo seremos probados, provocados y tendremos necesidad de apelar, y mucho, a nuestras reservas de calma y paciencia”.

Finalmente Luxton advirtió que de encontrarse petróleo en volúmenes comerciales, (“olvidémonos de las exageraciones sobre posibles reservas que se publican en la prensa británica”) pasarán muchos años antes que se puedan cosechar los beneficios financieros. “En el ínterin el gobierno de las Falklands no tendría que sentirse temeroso de apelar a sus reservas (financieras), aún cuando este resulte en un déficit presupuestal”.

De todos modos recalcó que si la plataforma petrolera y motivo de la disputa con Argentina, “Ocean Guardian” parte de retorno sin haber encontrado nada entonces el año que viene el gobierno “se enfrentará con unas opciones muy rígidas”.