MercoPress, in English

Miércoles, 19 de diciembre de 2018 - 07:28 UTC

Temer insiste con que reforma fiscal se podría votar sobre fin de año

Lunes, 5 de marzo de 2018 - 10:35 UTC
“La sensación de seguridad ya empieza a aparecer y en poco tiempo tendremos buenos resultados no solo para Río de Janeiro sino para el todo el país”, expresó Temer. “La sensación de seguridad ya empieza a aparecer y en poco tiempo tendremos buenos resultados no solo para Río de Janeiro sino para el todo el país”, expresó Temer.
La intervención en Río no puede mantenerse “eternamente, no es saludable” y apuntó la posibilidad que “si sigue un camino adecuado” pueda levantarse en octubre La intervención en Río no puede mantenerse “eternamente, no es saludable” y apuntó la posibilidad que “si sigue un camino adecuado” pueda levantarse en octubre

El presidente de Brasil, Michel Temer, manifestó esta semana que es posible que la intervención militar por seguridad ciudadana que decretó para Río de Janeiro sea finalizada antes de diciembre, mientras que aseguró que no hay una motivación política en esa intervención porque no es candidato a las elecciones.

“No soy candidato”, reiteró Temer durante una entrevista con la emisora Tupi, “no tengo esa intención, si yo paso a la historia como alguien que dio una solución al país, que dio forma al país, ya me siento muy feliz”, agregó.

Respecto a la decisión de dejar en manos del Ejército la seguridad en Río de Janeiro que tomó recientemente consideró que fue la correcta y que está funcionando.

“La sensación de seguridad ya empieza a aparecer y en poco tiempo tendremos buenos resultados no solo para Río de Janeiro sino para el todo el país”, expresó.

De todas maneras reconoció que la intervención en Río no puede mantenerse “eternamente, no es saludable” y apuntó la posibilidad de que “si sigue un camino adecuado” pueda levantarse en octubre, antes del plazo inicialmente previsto hasta el final de su mandato en diciembre de 2018.

En caso de que eso ocurra, se abriría una nueva oportunidad de debate de la reforma del sistema de pensiones en el Congreso, que mientras dure la intervención no puede discutirla.

“Si ocurre esto (el cese de la intervención militar en Río antes de diciembre), tendremos octubre, noviembre y diciembre para todavía intentar votar la reforma de pensiones”, afirmó.

Analistas políticos y dirigentes de la oposición advirtieron que la intervención militar en Río se debía al fracaso de Temer para conseguir el respaldo necesario para sacar adelante la polémica reforma. Según la legislación brasileña, dicha reforma, que modificaría la Constitución, no puede aprobarse mientras el Ejército asuma una intervención federal en el territorio nacional.

Temer dijo que la intervención no tuvo que ver con eso y que no ha desistido de la reforma, pero “la inseguridad, particularmente en Río de Janeiro, llegó a tal punto que pesando las dos opciones, concluí lo siguiente: vamos a resolver la cuestión de la seguridad ahora, porque la Previsión puede ser votada después, si va a ser votada en mi gobierno o no, no lo sé”, explicó.

Categorías: Economía, Política, Brasil.