MercoPress, in English

Lunes, 11 de diciembre de 2017 - 19:12 UTC

IATA augura un 2018 beneficioso para las aerolíneas de América Latina

Miércoles, 6 de diciembre de 2017 - 21:17 UTC
El buen año implica que las aerolíneas retendrán US$ 3 por pasajero transportado, indicó el vicepresidente regional para las Américas de la IATA, Peter Cerdá. El buen año implica que las aerolíneas retendrán US$ 3 por pasajero transportado, indicó el vicepresidente regional para las Américas de la IATA, Peter Cerdá.
El transporte aéreo es vital para América Latina y el Caribe ya genera 167,000 millones de dólares en PIB y apoya 5.2 millones de empleos, según IATA. El transporte aéreo es vital para América Latina y el Caribe ya genera 167,000 millones de dólares en PIB y apoya 5.2 millones de empleos, según IATA.

La industria aérea de América Latina obtendrá el próximo año un beneficio de 900 millones de dólares, lo que representa un aumento del 28.6% frente a los 700 millones previstos para este ejercicio, según las previsiones presentadas este martes por la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA).

 Ello implica que las aerolíneas retendrán 3 dólares por pasajero transportado, indicó el vicepresidente regional para las Américas de la IATA, Peter Cerdá.

Este monto es sin embargo muy inferior al rendimiento de 16 dólares por pasajero que obtienen las aerolíneas estadounidenses. La demanda de pasajeros crecerá un 8% en 2018, superando el crecimiento del 7.5 % de la capacidad previsto.

La región se acerca a 2018 “con el impulso dado por una recuperación moderada en la economía brasileña, un crecimiento razonable en México y un dólar estadounidense más débil durante el año pasado”, indica la IATA.

El transporte aéreo es vital para América Latina y el Caribe y facilita el crecimiento, ya que genera 167,000 millones de dólares en PIB y apoya 5.2 millones de empleos.

No obstante, la región “aún tiene que hacer mucho para que la aviación pueda crecer sin obstáculos”, dijo Cerdá.

El vicepresidente regional para las Américas de la IATA se refirió sobre todo a regulaciones poco transparentes o “no ortodoxas”, como en Brasil, que aplica una política de combustible que aumenta los costos para las aerolíneas en unos 600 millones de dólares al año, y medidas que castigan a las líneas aéreas por retrasos o cancelaciones incluso cuando no es la culpa de la compañía.

También lamentó que algunos gobiernos en América Latina y el Caribe apliquen tasas y cargos demasiado elevados sobre la aviación que al final implica un aumento de los costos de los boletos de avión y frena el tráfico internacional.

Avaló en este sentido sin embargo el ejemplo de Cartagena (Colombia), que ha reducido en más de 50% su tasa aeroportuaria y el tráfico aéreo internacional ha aumentado 38%.

Tags: IATA, Peter Cerdá.