MercoPress, in English

Viernes, 28 de julio de 2017 - 14:43 UTC

Cunha, impulsor del juicio político a Rousseff condenado a 15 años de prisión

Viernes, 31 de marzo de 2017 - 10:18 UTC
Cunha detenido en Curitiba, fue expulsado de la Cámara de Diputados, tras haber sido llamado el “comandante” del proceso de destitución de Rousseff Cunha detenido en Curitiba, fue expulsado de la Cámara de Diputados, tras haber sido llamado el “comandante” del proceso de destitución de Rousseff

El ex presidente de la Cámara de Diputados de Brasil e impulsor del juicio político que destituyó a la mandataria Dilma Rousseff, Eduardo Cunha, fue condenado hoy a 15 años y cuatro meses de prisión por corrupción, lavado de dinero y evasión de divisas por el juez de primera instancia Sérgio Moro, en el contexto del escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

 Cunha está detenido en la ciudad de Curitiba, estado Paraná, luego de haber sido expulsado de la Cámara de Diputados el año pasado, tras haber sido llamado el “comandante” del proceso de destitución de Rousseff, y ser un aliado clave para la asunción de Michel Temer a la presidencia.

Cunha dijo en una carta enviada a los medios desde su celda que Moro “es un justiciero político” que lo usa como “trofeo de guerra” y que apelará la decisión.

Dirigente del Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB), Cunha fue condenado por Moro, a cargo de la operación Lava Jato para acusados sin fueros, por haber recibido 1,5 millón de dólares por intermediar un negocio de Petrobras en Benín, en el continente africano.

El ex titular de Diputados está siendo procesado en otras dos causas relacionadas con la operación Lava Jato.

El juez dijo que el contrato por el que fue condenado Cunha “generó una pérdida de 77,5 millones de dólares conforme el cálculo de la Comisión Interna de Investigación de Petrobras”. La defensa de Cunha apelará ante el Tribunal Regional Federal de Porto Alegre.

En su fallo, Moro acusó a Cunha de intentar chantajear desde la cárcel a Temer recordando un episodio revelado por delatores de Odebrecht, como la distribución de dinero del PMDB pedido por el actual mandatario a ejecutivos de la constructora.

Cunha, del PMDB, autorizó en diciembre de 2015 la apertura de un juicio político contra Rousseff luego de que la entonces mandataria se negara a defenderlo en una comisión parlamentaria de las acusaciones de corrupción y del ocultamiento de cuentas en Suiza.

Moro, en su fallo, también sostuvo que Cunha intercedió en la nominación de directivos de Petrobras y citó a Jorge Zelada, también condenado en primera instancia supuestamente para permitir ilícitos dentro de la estatal.

“En Brasil el Poder Legislativo influencia la acción del Poder Ejecutivo, inclusive interfiriendo en la formación del gobierno, especialmente en la composición de los ministerios y empresas públicas”, escribió Moro.

El fallo también apunta a la causa por la cual declarará el 3 de mayo próximo en Curitiba como procesado el ex presidente Lula da Silva, ya que Moro aceptó abrir a investigación la denuncia de la fiscalía según la cual el líder del PT recibió un departamento por parte de la empresa OAS en Guarujá a cambio de ventajas en tres contratos de Petrobras.

Categorías: Política, Brasil.