MercoPress, in English

Viernes, 23 de junio de 2017 - 17:23 UTC

Crisis económica afecta a la industria aérea en Brasil y Venezuela

Miércoles, 23 de noviembre de 2016 - 16:32 UTC
Etihad levanta su ruta a San Pablo. No cumplió las expectativas. Etihad levanta su ruta a San Pablo. No cumplió las expectativas.

Etihad se une a la lista de aerolíneas asiáticas que levantan sus rutas hacia el mayor mercado de Sudamérica, mientras se anunció el interés de un nuevo servicio de bajo costo en iniciar operaciones domésticas en Argentina. Etihad anunció que cesará sus vuelos desde Abu Dhabi al aeropuerto de Guarulhos en Sao Paulo a partir del 26 de marzo de 2017. La ruta ha estado activa desde 2013, pero los objetivos de la compañía no se han cumplido, se informó.

“El escenario económico actual en Brasil, sumado a la fuerte depreciación de la moneda brasileña, afectó gravemente la ruta entre los Emiratos Árabes Unidos y Brasil. El desempeño de la ruta no ha logrado satisfacer nuestras expectativas, Empresa se vio obligada a tomar la difícil decisión de suspender las operaciones indefinidamente”, señaló la empresa en un comunicado.

Los pasajeros que hayan hecho reservas para después del 25 de marzo recibirán un reembolso completo o se les concederá la opción de viajar con Alitalia (de la cual Etihad posee el 49% de sus acciones) vía Roma.

Además de Etihad, otras aerolíneas asiáticas que han dejado de volar a Brasil debido a la crisis son Singapore Airlines y Korean Air. Por otra parte, Qatar anunció un cambio de flota en su ruta Sao Paulo-Doha, lo que significará 1071 más asientos por semana.

Mientras tanto, Puerto Iguazú, Córdoba, Bariloche, Mendoza, Resistencia, Salta, Neuquén, Ushuaia, El Calafate, Comodoro Rivadavia, Río Gallegos y Tucumán podrían tener nuevos servicios a la capital argentina a precios inferiores a la tarifa actual de autobuses, según Julian Cook. Representante de los inversores suizos que han registrado la marca Flybondi con socios locales y que, según anticiparon, presentarán la documentación necesaria la próxima semana.

“No tenemos intención de llevar pasajeros a Aerolineas Argentinas o Latam: estamos detrás de las personas que no viajan en avión hoy”, explicó Cook. “Nuestro vuelo promedio será alrededor de dos horas y con estancias en el aeropuerto que no excedan los 30 minutos, en base a la eficiencia y la relación costo-beneficio de nuestras operaciones”, señaló.

Flybondi no planea operar en los tradicionales aeropuertos Jorge Newbery (Aeroparque) o Ezeiza, sino que tiene en miras otras terminales el el Gran Buenos Aires, como Morón, San Fernando o El Palomar, en un intento adicional de reducir sus gastos.

“Las aerolíneas de bajo costo tienen una participación de 63% en el mercado mexicano, 56% en Brasil, 30% en Chile y 7,5% en Colombia, 7,5% y cada vez son más fuertes”, explicó Cook.

También hay crisis económica en Venezuela, donde las aerolíneas están contando los centavos para permanecer en el negocio. El director de la Asociación Venezolana de Mayoristas y Empresas de Turismo Julio Arnaldes dijo que “desde el año 2014 ha habido una caída en la venta de pasajes aéreos que alcanza el 75%” y que al final del tercer trimestre de este año “los informes muestran un 40 % de descenso en la oferta”.

Los operadores turísticos internacionales consideran que este escenario es una consecuencia de la deuda que el Estado venezolano mantiene con las aerolíneas internacionales y locales. Los costos han sido descritos como “ridículos” por el propio Arnaldes, ya que un vuelo doméstico de 30 ó 40 minutos cuesta alrededor de US $ 16, mientras que el mismo tramo en cualquier otro lugar de la región no se vendería por menos de US $ 150.

También señaló que las empresas que continúan operando han desarrollado estrategias para no perder su lugar dentro del mercado, como reducir sus frecuencias y reemplazar su flota por aeronaves más pequeñas. Otros, como Laser y Aserca, han abierto rutas a Curazao, Aruba o República Dominicana, Panamá y Ecuador, pero sus boletos se venden en bolívares al tipo de cambio oficial.