MercoPress, in English

Martes, 14 de agosto de 2018 - 17:54 UTC

Cristina Fernández anticipa que legalización del aborto no será aprobada en el Senado

Jueves, 9 de agosto de 2018 - 07:26 UTC
“Es una pena que no hayamos alcanzado un consenso, el problema va a seguir existiendo, exactamente como existía antes de la discusión” dijo Cristina Fernández “Es una pena que no hayamos alcanzado un consenso, el problema va a seguir existiendo, exactamente como existía antes de la discusión” dijo Cristina Fernández
El recuento del Senado difundido en su canal YouTube adelanta que 38 de los 72 legisladores se disponen a votar en contra, frente a los 31 que dicen estar a favor. El recuento del Senado difundido en su canal YouTube adelanta que 38 de los 72 legisladores se disponen a votar en contra, frente a los 31 que dicen estar a favor.

La ex presidente de Argentina y actual senadora Cristina Fernández lamentó en la madrugada del jueves que no haya consenso en la Cámara Alta para despenalizar la interrupción voluntaria del embarazo y pidió hacer una reflexión para dar respuesta al problema de los abortos clandestinos en el país.

 “Es una pena que no hayamos podido abordar un consenso, porque el problema va a seguir existiendo, exactamente como existía antes de abordar la discusión. Es necesario hacer un esfuerzo para poder darle una respuesta”, remarcó en la sesión sobre el proyecto para despenalizar el aborto, que ya aprobó la Cámara de Diputados y que según las estimaciones no va a obtener el visto bueno del Senado.

La ex jefa de Estado siempre se había mostrado en contra del aborto y no favoreció que se debatiera el proyecto durante su mandato presidencial, aunque desde hace unos meses su opinión ha virado y se mostró a favor del texto. “Algunos dicen que fue mi hija, una militante feminista, la que me hizo cambiar de opinión. No fue mi hija. Me abrió la cabeza en cuanto a abordar la cuestión feminista desde un lugar diferente”, remarcó durante su intervención, que llegó tras más de 15 horas de debate.

En este sentido, aclaró que le hicieron cambiar de postura “las miles y miles de chicas que se volcaron a la calle, verlas abordar la cuestión feminista, verlas criticar y describir la realidad de una sociedad patriarcal”, algo que creyó “nos debe colocar a todos en un lugar distinto”. La ex mandataria aplaudió la causa feminista y destacó que ella siempre ha votado y gobernado “por y para la vida”, y recordó cómo apoyó leyes contra los militares acusados de crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura (1976-1983) o a favor de reconocer la figura de femicidio.

”Se puede estar de acuerdo o no (con el aborto), proponer una modificación, pero estamos rechazando un proyecto sin proponer nada alternativo, y la situación va a seguir siendo la misma“, consideró. De acuerdo con lo que anticiparon hasta ahora los senadores a la prensa o por redes sociales, el recuento del Senado difundido en su canal de YouTube adelanta que 38 de los 72 legisladores de la Cámara Alta se disponen -salvo cambios de última hora- a votar en contra de dejar de penar el aborto, frente a los 31 que dicen estar a favor.

”Si yo tuviera la certeza de que votando negativamente no hay más abortos en Argentina, no tendría ninguna duda en levantar la mano. (...) Pero van a seguir produciéndose los abortos en Argentina“; subrayó, al tiempo que apostó por ”dar respuestas como legisladores a un problema que existe“.

Se estima que se producen alrededor de medio millón de abortos clandestinos cada año en el país, una práctica que se cree ha dejado más de 3.000 muertes de mujeres desde 1983, cuando retornó la democracia.

”No será este año, pero creo que con todas las convicciones de cada uno, pongámonos a pensar si realmente es justo que en una sociedad que ha adquirido este nivel de movilización y comprensión sigámosle imponiendo unos la conducta a los otras. Esta no era una ley que obligaba a abortar a nadie”, enfatizó.