MercoPress, in English

Jueves, 19 de julio de 2018 - 11:31 UTC

Identifican restos de soldado argentino caído durante el conflicto del Atlántico sur

Sábado, 7 de julio de 2018 - 06:08 UTC
El cementerio militar argentino en Darwin, donde aún faltan por identificar los restos de 29 combatientes El cementerio militar argentino en Darwin, donde aún faltan por identificar los restos de 29 combatientes

La Secretaría de Derechos Humanos de Argentina confirmó que fueron identificados los restos de un nuevo soldado caído en la guerra del Atlántico Sur en 1982. Se trata de los restos de Andrés Folch, uno de los primeros soldados en llegar al archipiélago en abril de aquel año y que muriera sobre el final del conflicto bélico, durante la batalla por la capital de las Islas Falkland, Stanley, el 14 de junio.

 El misil que terminó con la vida de Folch fue el mismo que acabó con la de Julio Cao, otro soldado argentino, identificado hace apenas unas semanas por los especialistas forenses, que intentan a través de un trabajo riguroso rescatar las historias de los soldados, desandar sus últimos pasos y reencontrarlos con sus familias.

Tras la confirmación, que tardó 36 años, hay un combatiente argentino menos “sólo conocido por Dios”, como rezan cada vez menos placas en las tumbas del cementerio militar argentino de Darwin. Identificado Folch, resta ponerles nombre a sólo 29 de las que 122 anónimas que hubo en un principio.

El cuerpo de Folch fue uno de los 122 sin identificar a los que el oficial británico Geoffrey Cardozo enterró tras el final de la guerra. El inglés realizó un detallado registro gracias al que un trabajo ininterrumpido de un ex combatiente y de un equipo forense liderado por la Cruz Roja logró ponerles nombre a más de 90 de esos caídos. Desde entonces se ha podido identificar a tres soldados más incluyendo Folch, totalizando por tanto 93 nombres.

El portal INFOBAE indicó que ahora sus hermanas planean un viaje a las Islas para poder estar en el lugar en que hoy descansan los restos de Andrés. Una de ellas viajó en 2003 y estuvo en el cementerio, dejó flores, pero en el cementerio militar de Darwin sólo cabían preguntas acerca de dónde estaría. Hoy las cosas son diferentes.

Folch nacido en Tucumán y criado en la provincia de Buenos Aires, era conscripto en el regimiento de La Tablada. Su familia nunca se enteró de su partida a la guerra, ni de su muerte. Supieron de su fallecimiento tras el final del conflicto, después de buscarlo por distintos cuarteles y a través de un suboficial.