MercoPress, in English

Domingo, 9 de diciembre de 2018 - 21:40 UTC

Crecimiento de Argentina en 2018 bajará del 3% al 2.5% por la sequía, según Cepal

Jueves, 12 de abril de 2018 - 12:20 UTC
El recorte en la previsión de crecimiento argentino está en línea con lo que prevé el gabinete económico de Macri por el impacto de la sequía en la cosecha gruesa El recorte en la previsión de crecimiento argentino está en línea con lo que prevé el gabinete económico de Macri por el impacto de la sequía en la cosecha gruesa

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) recortó medio punto porcentual su previsión de crecimiento para la Argentina en 2018, al bajarla de 3% a 2,5%

 La economía de América Latina y el Caribe, en tanto, crecerá un 2,2% en 2018 debido a un esperado mayor dinamismo de la demanda externa y de la inversión, dijo el miércoles la CEPAL al mantener la proyección reportada a fines de 2017.

El recorte en la previsión de crecimiento de Argentina está en línea con lo que prevé el gabinete económico de Mauricio Macri por el impacto de la sequía en la cosecha gruesa de soja.

Según el documento del organismo dependiente de la Organización de las Naciones Unidas, la expansión estimada para la región se basaría en un mejor desempeño de Brasil, la principal economía del bloque.

La Cepal elevó del 2% al 2,2% la previsión de crecimiento para Brasil este año y señaló que el Producto Bruto Interno (PBI) de México aumentará un 2,3%, una décima menos de lo proyectado a fines de 2017.

”Las economías de América del Sur crecerían un 2,2% (comparado con el 0,8% del 2017), principalmente como resultado del mayor dinamismo que presentará Brasil“, dijo la Cepal en su informe.

”Asimismo, en varios países que venían creciendo a tasas moderadas se registrará una aceleración de la actividad económica: Chile (3,3%), Colombia (2,6%) y Perú (3,5%)“, agregó el análisis de Cepal.

La comisión regional de las Naciones Unidas agregó que, en algunos casos, el alza de los salarios reales y el aumento del crédito -así como el crecimiento de las remesas en el caso de la región centroamericana- son factores que explican el aumento del consumo.

Respecto a la erogación estatal, la Cepal indicó que se espera que la consolidación fiscal se mantenga en promedio durante 2018, por lo que la inversión y el gasto públicos tendrán un menor aporte al crecimiento del producto.

Para Venezuela, el país que enfrenta una aguda crisis política y social, la Cepal profundizó la proyección de caída de su PIB para este año, de -5,5% a un descenso del 8,5%.

De acuerdo al organismo, durante 2018 ”el mayor dinamismo de la demanda externa aportaría estímulos a la actividad económica de América Latina y el Caribe“, junto a un esperado incremento de la demanda interna.

Se espera además ”un mayor aporte de la inversión en comparación a lo que ha sido en años anteriores, mientras que el consumo privado seguirá siendo un motor relevante de la demanda interna“. Asimismo, ”y al igual que en años anteriores”, el crecimiento mostrará dinámicas heterogéneas entre países y subregiones, de acuerdo a la Cepal.

América del Sur crecerá en promedio un 2% (frente al 0,8% de 2017), como resultado del mayor dinamismo de Brasil, que crecerá 2,2%, ligeramente por arriba de lo estimado en diciembre (2%).

Varios países que venían creciendo a tasas moderadas registrarán en 2018 una aceleración como el caso de Chile (3,3%), Colombia (2,6%) y Perú (3,5%).
Centroamérica crecerá a una tasa del 3,6%, por encima del 3,4% anotado en 2017.

Panamá anotará la mayor tasa de expansión (5,6%), seguida de la República Dominicana (5,0%) y Nicaragua (5,0%); Bolivia y Paraguay lo harán en 4%, Ecuador en un 2%, Uruguay en un 3%, mientras que la economía mexicana se expandirá un 2,3%.

“Las proyecciones de actividad para América Latina y el Caribe se dan en un contexto internacional más favorable que el de los últimos años, pero en el que persisten importantes incertidumbres relativas a las tendencias proteccionistas, la dinámica financiera y riesgos geopolíticos”, explicó la Cepal.