MercoPress, in English

Martes, 23 de octubre de 2018 - 22:31 UTC

Fiscalía argentina investiga ex funcionario de Macri por fondos no declarados en Andorra

Miércoles, 28 de febrero de 2018 - 10:24 UTC
El diario El País de Madrid reveló que Díaz Gilligan era el único autorizado a mover una cuenta con fondos de 1.2 millones de dólares. El diario El País de Madrid reveló que Díaz Gilligan era el único autorizado a mover una cuenta con fondos de 1.2 millones de dólares.

La fiscal argentina Alejandra Mángano pidió se libre un exhorto al Principado de Andorra para investigar todos los antecedentes y movimientos de la cuenta que Valentín Díaz Gilligan, el ex subsecretario de la presidencia de Mauricio Macri, omitió incluir en su declaración jurada de bienes.

El diario El País de Madrid reveló que por esa cuenta, que estaba a nombre de la firma Line Action, con Díaz Gilligan como único autorizado a mover los fondos, pasaron 1.2 millones de dólares. Mángano impulsó formalmente la investigación, imputó al ex funcionario por presunto lavado de dinero y solicitó una larga lista de medidas de prueba, que incluyen el exhorto y pedidos de colaboración a organismos internacionales de inteligencia financiera.

La fiscalía solicitó, por ejemplo, que a través de la Unidad de Información Financiera (UIF) se le pida colaboración al Grupo Egmont, donde unidades anti-lavado de todo el mundo comparten datos sobre sus investigaciones.

El juez federal Claudio Bonadio recibió el requerimiento fiscal. Según fuentes judiciales, en los próximos días se dispondrán las primeras medidas.

Díaz Gilligan era subsecretario general de la Presidencia. Renunció el 19 de febrero, tres días después de la publicación de El País de Madrid. La denuncia penal la presentó el diputado kirchnerista Rodolfo Tailhade.

De acuerdo con el requerimiento de la fiscal, el objeto de esta causa es investigar ”si Díaz Gilligan, desde fecha incierta (pero presumiblemente a partir del año 2012) hasta la actualidad, administró, disimuló y/o procuró que se inserte en el mercado dinero de origen ilícito“, informaron fuentes judiciales. Todo ello, a través de las sociedades Line Action y Nashville North.

La fiscal relató que desde el 16 de diciembre de 2015 Díaz Gilligan fue subsecretario general de la Presidencia, y antes, funcionario del gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Que en ese contexto, ”no habría informado la suma de 1,2 millones de dólares al momento de presentar las declaraciones juradas respectivas ante la Oficina Anticorrupción“. Mángano solicitó que el juzgado obtuviera todas las declaraciones de Díaz Gilligan ante la OA. También, que pidiera informes, de bienes y societarios, a los registros oficiales.

Ante la primera consulta de El País, Díaz Gilligan dijo que figuró en Line Action como un ”favor“ a un allegado, el empresario uruguayo Francisco Casal. ”Tenía problemas en su país y me pidió el favor. Tenía un juicio con el fisco, que ganó, y no podía figurar“, explicó. Después relativizó esas afirmaciones. Destacó que nunca hubo ”fondos públicos involucrados” y dijo que iba a presentar todas las explicaciones ante la OA. Fuentes cercanas a Díaz Gilligan dijeron que hay documentos que tienen que llegar desde Londres y que esperan presentar todo antes del fin de semana.

Categorías: Política, Argentina.