MercoPress, in English

Miércoles, 19 de setiembre de 2018 - 12:32 UTC

Geografía de las Falklands una trampa para los calderones o ballenas piloto (*)

Jueves, 25 de enero de 2018 - 10:54 UTC
Restos de calderones putrefactos en una de las playas de las Falklands Restos de calderones putrefactos en una de las playas de las Falklands

La geografía de las Islas Falkland con muchas playas de aguas relativamente llanas y fuertes vientos la convierte en una de las trampas naturales más comunes para los calderones o ballenas piloto (Globicephala) en el Atlántico sur.

 A principios de este año, Michael y Jeanette Clarke informaron de otro masivo varado de calderones en una de las playas de la costa norte en la Estancia Lorenzo. El Departamento de Pesca en estrecha colaboración con Falklands Conservation y SAERI respondieron organizando un viaje de investigación al lugar del varado.

El 13 de enero unos quince voluntarios, guiados generosamente por el dueño de la estancia Michael Clarke, hicieron el trabajoso recorrido por huellas sobre un terreno blando y cenagoso, en los potreros del norte hasta la playa donde se encontraban los calderones.

Para cuando llegaron, los esqueletos de los calderones en la playa ya habían estado expuestos a la intemperie y a los carroñeros por más de quince días. Sin embargo a pesar de la condición severamente putrefacta, junto a las fuertes rachas de viento y la arena que castigaba, no fueron suficientes para desalentar al equipo que tomó muestras de la masa muscular putrefacta para realizar estudios genéticos, y de la dentadura para estimar la edad de los 46 calderones varados.

El tamaño de los calderones eran de 1.3 metros para los ejemplares juveniles y hasta los 5.6 metros para un macho toro adulto. Los datos que se puedan recoger de los calderones ayudarán a entender las relaciones y lazos dentro del grupo, a la vez que revelar su estructura etaria.

Le estamos muy agradecidos al dueño del campo Michael Clarke por habernos informado del numeroso varado, por permitirnos el acceso al lugar y por prestarse a guiar a los voluntarios, y esperamos que esto aliente a otros dueños de estancias a informar al Departamento de Pesca o al Veedor del Medio Ambiente cuando ocurran acontecimientos similares en el futuro.

Pero, por qué suceden estos varados? Los calderones o ballenas piloto son particularmente vulnerables a estos masivos fenómenos. Periódicamente grupos de estos mamíferos marinos negros y relativamente grandes, aparecen cerca de la costa muy lejos de su hábitat natural de aguas profundas, y terminan varados en las playas donde mueren.

Intentos humanos de rescatar a los calderones son a menudo inconducentes, con aquellos ejemplares que fueran rescatados demostrando una extraña determinación por retornar a aguas llanas. Las razones para esta extraña conducta aún no son conocidas. La explicación más plausible puede ser la obstrucción del sistema de eco-ubicación del calderón, quizá por la aparición de un volumen grande de arena fina en la columna de agua durante tiempo tormentoso.

Los calderones desarrollan y practican fuertes vínculos sociales dentro del grupo. Una vez que uno de ellos queda varado y envía señales de auxilio, los otros concurren a ayudar y quedan varados y entrampados también. (Penguin News).

(*) Sasha Arkhipkin, es el Jefe de Científicos del Departamento de Pesca y expone sobre varaduras masivas de los calderones.