MercoPress, in English

Martes, 19 de junio de 2018 - 19:59 UTC

Francia prohíbe celulares en centros de enseñanza a partir de setiembre 2018

Jueves, 14 de diciembre de 2017 - 09:06 UTC
El polémico anuncio fue realizado por el ministro de Educación, Jean- Michel Blanquer a través de un programa de televisión El polémico anuncio fue realizado por el ministro de Educación, Jean- Michel Blanquer a través de un programa de televisión
El gobierno francés y numerosos educadores dicen que los dispositivos incitan al aislamiento, disminuyen los juegos en grupo y las actividades al aire libre. El gobierno francés y numerosos educadores dicen que los dispositivos incitan al aislamiento, disminuyen los juegos en grupo y las actividades al aire libre.

Como parte de una de las promesas de campaña del Presidente Emmanuel Macron, el gobierno francés informó que a partir del próximo año los celulares serán prohibidos en todos los recintos educativos, tanto en colegios como universidades.

 El polémico anuncio fue realizado por el ministro de Educación, Jean- Michel Blanquer a través de un programa de televisión, y el objetivo de la iniciativa es impedir el uso de los teléfonos en las salas de clases, en los pasillos y recreos a partir de septiembre de 2018.

“Estamos trabajando en el tema y podría realizarse de varias formas”, aseguró el ministro, y señaló que lo más probable es que se habiliten lugares especiales para dejar los celulares dentro de las instituciones.

“Podrían utilizarse para propósitos educativos o en situaciones de emergencia”, agregó. Los argumentos que el gobierno francés y numerosos educadores han esgrimido para concretar la iniciativa, es que los dispositivos incitan al aislamiento, han disminuido los juegos en grupo y las actividades al aire libre.

Sin embargo, hay expertos que aseguran que el uso de aparatos electrónicos no debiese ser prohibido, sino que “guiado” y “practicado” desde que los niños son pequeños.

Al prohibirse los celulares en los recintos educativos “va a hacer que los jóvenes al final se rebelen y empiecen a querer hacer las cosas por otro lado o por debajo, y quizá al final no la utilizarán en desmedro de un aprendizaje que puede ser muy positivo”

“En la casa hago todo con tecnología y en el colegio hago todo con papel, se genera una polaridad que no es buena. Es bueno mezclar, es bueno usar la tecnología de forma guiada, controlada. El chico no tiene límites, los límites lo ponemos los adultos”, enfatizan psicólogos.