MercoPress, in English

Martes, 24 de octubre de 2017 - 02:00 UTC

Tres estados del sur de Brasil votan en referendo separatista no vinculante

Viernes, 6 de octubre de 2017 - 10:16 UTC
El movimiento “El Sur es mi País” intenta movilizar un millón de electores en 900 de las 1.191 plantas urbanas de Rio Grande do Sul, Santa Catarina y Paraná El movimiento “El Sur es mi País” intenta movilizar un millón de electores en 900 de las 1.191 plantas urbanas de Rio Grande do Sul, Santa Catarina y Paraná

La agrupación “O Sul é o Meu País”, “El Sur es mi País” que reúne a los separatistas de los tres estados más ricos del sur de Brasil, Rio Grande do Sul, Paraná y Santa Catarina están redoblando esfuerzos de adhesión para el referendo que organizan para el 7 de octubre donde se auscultarán las perspectivas de una independencia de los tres estados.

 Los organizadores también están trabajando para que sus con ciudadanos eleven una iniciativa legislativa a cada una de sus asambleas estaduales exigiendo un referendo oficial y vinculante. El movimiento sin fines de lucro, intenta movilizar un millón de electores en 900 de las 1.191 plantas urbanas de la región sur de Brasil.

De clima más frío, de población más blanca y más ricos que los restantes estados de una unión, Rio Grande do Sur, Santa Catarina y Paraná han coqueteado varias veces en la historia del país con desvincularse del resto del país.

Los gaúchos reivindican la independencia desde hace 180 años, pero son pocos los brasileños que piensan que el movimiento actual llegue a buen puerto, inclusive porque está vedado por la Constitución federal.

Pero igualmente la recesión más severa que sufre Brasil en décadas y la sucesión de escándalos de corrupción han exacerbado el resentimiento de larga data que campea en la región contra el gobierno federal en Brasilia.

Con apenas un año antes de las elecciones generales en el país, el resurgir del sentimiento separatista no es más que otro indicador del estado de desencanto y hasta de inestabilidad política que priva en la política de Brasil.

El líder de “El Sur, es mi País”, Celso Deucher afirma que la región contribuye con cuatro veces más impuestos de lo que le es devuelto por el gobierno federal a los tres estados en inversiones a la vez que existe distorsión en la representación política en el congreso comparado a otras regiones. Deucher afirma que una situación tan injusta supera cualquier preocupación legal.

“Siempre que emerge el tema del separatismo, termina siendo rechazado por la constitución federal no lo permite”, pero “la ley no es inmutable, como tampoco que se realice una revisión constitucional”.

Aún así la apatía puede resultar en el mayor obstáculo para las ambiciones del movimiento como iniciativa legislativa. Se trata de una votación informal y en un ensayo del año anterior, 96% votó por la independencia pero con una participación del 3% del electorado de los tres estados, que suma 21 millones de votantes habilitados.

Igualmente la riqueza del Sur de Brasil tampoco es tan fuerte como lo era hace unos años. Si bien los salarios y la escolaridad está por encima del promedio nacional, la región ocupa actualmente apenas el tercer lugar entre cinco en términos de PBI per cápita, aún cuando es más rica que el norte y noroeste del país por un amplio margen.

Rio Grande do Sul, el mayor de los tres estados está actualmente inmerso en una crisis financiera y perdió gran parte de su influencia económica en la unión, admite Fernando Schuler, profesor de ciencia política en la Insper de Sao Paulo.

“En efecto existe una brecha cultural muy grande entre el Brasil tropical y del Sur”, pero aún cuando los motivos de separación y hasta separatismo “son sólidos y justificables, no creo que resulten lo suficientemente viables”.

Categorías: Política, Brasil.