MercoPress, in English

Martes, 24 de octubre de 2017 - 00:22 UTC

Desesperado rescate de niños en escuela derrumbada por el sismo en México

Jueves, 21 de setiembre de 2017 - 10:01 UTC
El derrumbe del colegio Enrique Rebsamen, situado en el sur de la Ciudad de México, es el principal punto de trabajo de los rescatistas. El derrumbe del colegio Enrique Rebsamen, situado en el sur de la Ciudad de México, es el principal punto de trabajo de los rescatistas.

El número de muertos por el terremoto que afectó el centro de México se mantenía en 225 entre los que se encuentran 25 personas- 21 niños y cuatro adultos- que quedaron atrapados al derrumbarse una escuela primaria, en la que se concentraba la atención para salvar a los niños que aún están bajo escombros.

 El derrumbe del colegio Enrique Rebsamen, situado en el sur de la Ciudad de México, es el principal punto de trabajo de los rescatistas. Allí, según el último informe de la secretaría de Educación Pública, 25 personas murieron, 21 niños y cuatro adultos, aunque otras fuentes elevaron hasta 37 las víctimas mortales, 32 de ellos alumnos.

“Definitivamente es un cuerpo con vida”, afirmó uno de los técnicos que trabaja en el rescate a los medios mexicanos y agregó que la niña “se movió un poco” en el momento en el que se hicieron las pruebas. Los cuerpos de rescate -en los que participan Marina, Ejército, Policía Federal y los llamados “topos”- llevan horas intentando sacar a la niña de entre los escombros, una tarea que cada vez es más delicada.

El rescatista explicó que lo ideal sería volver a enviar una cámara térmica “para asegurar al 100%” la posición de la menor y, a partir de ahí, “utilizar todos los recursos para movilizarla”. Hasta el momento, las imágenes térmicas ha revelado una temperatura diferente a la del entorno, que señala hacia lo que puede ser “el tórax, los órganos vitales”. Mientras tanto, la angustia acompaña a familiares de los niños que aún continúan desaparecidos entre los escombros del colegio, ya que no tienen ninguna certeza de que sus hijos pueden estar con vida.

El país se encuentra en una zona de alta sismicidad debido a la interacción de 5 placas tectónicas: la placa de Norteamérica, la de Cocos, la del Pacífico, la de Rivera y la del Caribe, informó el SSN en su reporte especial por el terremoto. Esto hace que por día haya un promedio de 15 sismos de una magnitud mayor a 2.

Un reporte técnico del Servicio Sismológico Nacional sobre el temblor del martes señaló que en la región del epicentro del terremoto ”la Placa de Cocos subduce (se hunde) por debajo de la Placa de Norteamérica“.

Los especialistas afirman además que el último gran sismo es “independiente” del ocurrido el 7 de septiembre. ”Si bien el mecanismo es similar, son dos sismos independientes; uno (el de hace dos semanas) ocurrió en el Golfo de Tehuantepec y éste (el del 19 de septiembre) se produjo por debajo de los estados de Puebla y Morelos“, apuntó Xyoli Pérez Campos, directora del organismo, en conferencia de prensa.

Por otro lado, enfatizó que es una ”mera coincidencia” el que el más reciente temblor haya ocurrido en la misma fecha que el devastador terremoto de 1985, que originó miles de muertos en la capital.