MercoPress, in English

Martes, 12 de diciembre de 2017 - 11:53 UTC

Argentina, Brasil, Perú se suman a Colombia en desconocer la elección del domingo en Venezuela

Lunes, 31 de julio de 2017 - 09:17 UTC
Argentina calificó de “ilegal” la votación y llamó a Nicolás Maduro a terminar con la represión a opositores y a restablecer el orden democrático en el país. Argentina calificó de “ilegal” la votación y llamó a Nicolás Maduro a terminar con la represión a opositores y a restablecer el orden democrático en el país.
El canciller de Brasil Aloysio Nunes publicó una nota en Folha de S. Paulo en el que describe los comicios como “un camino seguro para el agravamiento de la crisis”. El canciller de Brasil Aloysio Nunes publicó una nota en Folha de S. Paulo en el que describe los comicios como “un camino seguro para el agravamiento de la crisis”.
En Mendoza y tras constatar la ruptura del orden democrático, Mercosur invitó al gobierno venezolano a consultas para discutir sobre el restablecimiento democrático En Mendoza y tras constatar la ruptura del orden democrático, Mercosur invitó al gobierno venezolano a consultas para discutir sobre el restablecimiento democrático

El gobierno argentino dijo este domingo que no reconocerá los resultados de la elección para una asamblea constituyente en Venezuela, que calificó como “ilegal” debido a que no cumple los requisitos constitucionales, al tiempo que llamó al presidente Nicolás Maduro a terminar con la represión a opositores y a respetar la voluntad popular para restablecer el orden democrático en el país.

 “La elección de hoy no respeta la voluntad de más de siete millones de ciudadanos venezolanos que se pronunciaron en contra de su realización. La Argentina no reconocerá los resultados de esa elección ilegal”, dijo en un comunicado la cancillería argentina.

De esta forma Argentina se une a Colombia, Panamá, Brasil y Perú que también han declarado públicamente que no reconocerán los resultados de la votación de este domingo impulsada por el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

“El Gobierno argentino hace un llamamiento para que el Gobierno venezolano cese la represión de quienes se manifiestan para hacer oír sus voces y para asegurar el respeto de la voluntad popular mayoritariamente contraria a esta elección que sólo procura asegurar la continuidad del actual régimen, violencia que ya ha causado más de cien muertes”, agregó la nota del Palacio San Martín.

Durante el día el gobierno peruano había difundido un comunicado desconociendo la elección. Por su parte el canciller de Brasil Aloysio Nunes publicó una nota de opinión en el diario Folha de S. Paulo en el que describía a los comicios como “un camino seguro para el agravamiento de la crisis”.

El canciller brasileño, Aloysio Nunes, advirtió hoy que Venezuela vivirá una situación de anomia tras la elección este domingo de una Asamblea Nacional Constituyente debido a que tendrá dos órdenes constitucionales diferentes.

El ministro de Exteriores de Brasil, en una columna publicada hoy en el diario Folha de Sao Paulo, alertó que la elección de una Asamblea Constituyente rechazada por la mayoría de la población es el “camino seguro para el agravamiento de la crisis” en el país vecino y un ”casuismo que expone abiertamente la intención de (el presidente) Nicolás Maduro de perpetuarse en el poder“.

”Sin contar con la confusión jurídica, ya que el país pasará a tener dos órdenes constitucionales y vivirá, por lo tanto, un escenario de anomia” (ausencia de ley), alertó Nunes, que ha sido un duro crítico del Gobierno de Maduro.

Para Nunes, “llegó a su fin el tiempo de tolerar el arbitrio en Venezuela”.

El canciller explicó que el Gobierno brasileño “repudia” la convocatoria de una Asamblea Constituyente en Venezuela a espaldas del derecho al sufragio universal.

En su opinión, la elección de este domingo, sin la participación de los líderes de la oposición por estar presos o aislados y por haber sido diseñada para facilitar la victoria de los candidatos del “régimen”, recuerda el corporativismo de los fascistas que estaba de moda en el mundo en la década de 1930.

Nunes recordó que la “maniobra” de convocar una constituyente fue rechazada en el plebiscito del 16 de julio pasado que fue convocado por la Asamblea Nacional (Congreso), ”ésta sí legítimamente elegida en diciembre de 2015, conforme a la Constitución en vigor, que el propio (fallecido presidente) Hugo Chávez decía ser un modelo“.

Según el canciller, así como Brasil, otras grandes naciones democráticas condenan la Asamblea Constituyente en Venezuela por el ”potencial desestabilizador de la iniciativa“.

”Es lamentable que el Gobierno de Maduro siga ciego y sordo a las peticiones internacionales para un verdadero diálogo, que permita la redemocratización, con espacio para todos, incluso los chavistas“, afirmó.

”Causa indignación el costo del autoritarismo en vidas humanos. El saldo de la represión a los manifestantes ya es de más de cien muertes y de miles de heridos“, agregó Nunes, que también recordó la degradación social en el país vecino, el salto de la pobreza y la crisis humanitaria provocada por la falta de medicinas y alimentos.

Dijo que tal gravedad ”exige el apoyo de las democracias del continente a una salida pacífica“ y que su propia historia autoriza a Brasil a exigirle a Maduro disposición para acordar con la oposición los términos de una transición que incluya liberación de presos políticos, restauración de las competencias de la Asamblea Nacional y la definición de un calendario electoral.

Agregó que en su pasada Cumbre en Argentina y tras constatar la ruptura del orden democrático en Venezuela, el Mercosur invitó al gobierno venezolano a consultas en Brasilia para discutir sobre el restablecimiento de la democracia.

”La realización o no de esas consultas definirá los pasos siguientes de la aplicación de la cláusula democrática (del Mercosur)“, advirtió.

Nunes concluyó que Brasil confía en que Venezuela reasumirá en breve sus credenciales democráticas, ”para el bien de su pueblo y de toda América Latina“, y manifestó la disposición del Gobierno brasileño a colaborar en la ”reconstrucción del país y el pleno aprovechamiento de las inmensas potencialidades de la relación bilateral”.

Venezuela vive desde abril una oleada de protestas, algunas de las cuales se han tornado violentas y se han saldado con 110 muertos y más de mil detenidos