MercoPress, in English

Viernes, 28 de julio de 2017 - 14:57 UTC

Carguero siniestrado es remolcado fuera de zonas de conservación de Falklands

Domingo, 14 de mayo de 2017 - 10:15 UTC
El Uruguay Reefer sigue haciendo agua, y para este domingo se aguarda la llegada de un remolcador para una evaluación definitiva de su condición    El Uruguay Reefer sigue haciendo agua, y para este domingo se aguarda la llegada de un remolcador para una evaluación definitiva de su condición

El gobierno de las Islas Falkland ha informado que el carguero refrigerado MV Uruguay Reefer, el cual se encontraba a la deriva y haciendo agua, ha sido remolcado fuera de la zonas de conservación de las Islas por parte de otro barco de la misma empresa, MV Frío Las Palmas.

 Según un comunicado oficial, el gobierno de las Islas afirma que ha estado en contacto permanente con los armadores, Baltmed Reefer Services y el pasado 10 de mayo requirieron que se tomaran medidas razonables para remolcar la nave siniestrada, y con riesgo de hundirse, a donde pueda ser reparada y salvada.

Si bien las tareas de remolque del Uruguay Reefer “no comenzaron tan pronto como fue posible, finalmente la operación ha sido exitosa en remover cualquier riesgo de daño a los recursos pesqueros, a la vida natural y al medio ambiente de las Falklands. Se trata de un buen desenlace”.

Más adelante se explica que si bien incidentes de este tipo son raros, inevitablemente hay lecciones a sacar y temas a investigar ante la posibilidad de casos similares en un futuro. En las Falklands no hay puerto o facilidades para reparaciones para naves dañadas de ese porte. El Uruguay Reefer, de bandera panameña desplaza 10.600 toneladas y mide 150 metros de largo.

Por tanto desafortunadamente permanece el riesgo para el medio ambiente en su totalidad si no es posible para el armador realizar el salvataje de la nave dañada.

El gobierno de las Falklands continuará a ofrecer toda la ayuda a su alcance para asegurar el mejor desenlace posible de una situación como esta, incluyendo esfuerzos para mitigar y monitorear el impacto sobre el medio ambiente si la nave efectivamente se hunde.

Tras el exitoso remolque del MV Uruguay Reefer fuera de las zonas de conservación de las Falklands, las futuras operaciones y decisiones respecto a la nave son de responsabilidad de los dueños/armadores, aseguradoras y de la bandera país, sostiene el comunicado oficial.

De acuerdo a lo informado por los armadores, un remolcador profesional ha sido movilizado para hacerse cargo de esa tarea, la cual fuera realizada por MV Frio Las Palmas, y que se espera para el 14 de mayo. Se anticipa que el remolcador saque al barco siniestrado a aguas más profundas y a partir de ahí evaluar la situación. En las últimas horas el Uruguay Reefer deriva suavemente en dirección noreste y sigue tomando agua según se puede apreciar.

El carguero refrigerado Uruguay Reefer se declaró en emergencia el viernes pasado por la inundación de sus bodegas y el domingo al no poder contenerse la situación se decidió rescatar los 42 tripulantes y abandonarlo. Estaba acompañado por otras dos naves de los mismos armadores, MV Taganrogskiy Zaliv y MV Frio Laas Palmas que intervinieron en el rescate y monitoreo de la situación.

La posición en ese momento era dentro de las zonas de conservación de las Falklands a unas 96 millas náuticas de Stanley y de ahí el interés del gobierno de las Islas.

El lunes 8 de mayo llegó al escenario la patrulla de protección pesquera de las Falklands, FPV Protegat para seguir de cerca la situación. En tanto el MV Frio Las Palmas cumplía tareas improvisadas de remolque, el MV Taganrorogskiy Zaliv con los tripulantes rescatados está camino a repatriar a los tripulantes del Uruguay Reefer, vía Montevideo.

Según se pudo saber el carguero refrigerado llevaba una carga casi completa de calamar y krill, y sufrió graves daños en el casco en tanto operaba en torno a las islas Shetland del Sur, a unas 75 millas al norte de Antártica.

En tanto los armadores Baltmed Reefer Services dejaron bien en claro que la situación de la nave siniestrada se encuentra en “constante evolución”.