MercoPress, in English

Lunes, 25 de setiembre de 2017 - 04:27 UTC

Holanda vota el miércoles: temor de otro Brexit por avance de ultra derecha

Lunes, 13 de marzo de 2017 - 12:03 UTC
Un buen desempeño o un sorpresivo triunfo del candidato Geert Wilders podría tener un fuerte impacto en comicios de abril en Francia y septiembre en Alemania. Un buen desempeño o un sorpresivo triunfo del candidato Geert Wilders podría tener un fuerte impacto en comicios de abril en Francia y septiembre en Alemania.
Encuestas indican que el partido del primer ministro, Mark Rutte, conseguiría 25 escaños (16,67% de votos), uno más que el Partido de la Libertad, de Wilders. Encuestas indican que el partido del primer ministro, Mark Rutte, conseguiría 25 escaños (16,67% de votos), uno más que el Partido de la Libertad, de Wilders.

Los holandeses elegirán este miércoles un nuevo gobierno y abrirán el calendario electoral de un año clave para Europa, en medio de un declive de los partidos tradicionales del continente y un ascenso de fuerzas euroescépticas de ultraderecha con una agenda xenofóbica, sobre todo anti islam, y proteccionista.

 La importancia de las elecciones del miércoles próximo en Holanda radica en que un buen desempeño o un sorpresivo triunfo del candidato de extrema derecha Geert Wilders podría tener un fuerte impacto en los comicios del mes próximo en Francia y de septiembre en Alemania.

En estos países, que al igual que Holanda forman parte del núcleo fundador de la UE, la derecha xenófoba también ha ganado un fuerte protagonismo impulsada por la crisis de refugiados, los recientes atentados islamistas en Europa y por la victoria de Donald Trump en Estados Unidos y del Brexit en el Reino Unido.

Con una tasa de crecimiento del 2,3% y un 5,4% de desempleo, la clave de los comicios del 15 de marzo no es la economía sino la cuestión de la identidad en un país de unos 17 millones de habitantes donde en los últimos años el número de inmigrantes ha superado al de los emigrantes.

Con esta premisa de defensa de la identidad como bandera, una treintena de partidos batallará para quedarse con alguna de las 150 bancas en juego, en unos comicios marcados por la atomización, que obligará a los principales partidos a hacer coaliciones para poder formar gobierno.

De los 31 partidos que se presentan, sólo 14 obtendrían los votos suficientes para conseguir representación parlamentaria, según los sondeos, que anticipan que el próximo gobierno necesitará una coalición de al menos cuatro o cinco partidos.

Un estudio de la televisión pública NOS, que recoge una media de seis encuestadoras, concluye que el Partido Popular de la Libertad y la Democracia (VVD) del primer ministro, Mark Rutte, conseguiría 25 escaños (16,67% de los votos), uno más que el ultraderechista Partido de la Libertad (PVV), de Wilders.

Rutte adelantó que no piensa formar un gobierno de coalición con Wilders, en unas declaraciones que anticiparon que las dos semanas posteriores a las elecciones serán de tensas negociaciones para poder alcanzar acuerdos que permitan la formación de un gobierno.