MercoPress, in English

Miércoles, 28 de junio de 2017 - 17:25 UTC

Brexit: Huida de la libra y de fondos de gestión inmobiliaria basados en Londres

Jueves, 7 de julio de 2016 - 08:39 UTC
Los fondos Henderson Global Investors, Columbia Threadneedle y Canada Life siguieron el camino abierto el martes por otras tres grandes firmas británicas Los fondos Henderson Global Investors, Columbia Threadneedle y Canada Life siguieron el camino abierto el martes por otras tres grandes firmas británicas
En el caso de las acciones, las únicas excepciones al desplome generalizado de la jornada fueron Wall Street y, más temprano, la Bolsa de Shanghai. En el caso de las acciones, las únicas excepciones al desplome generalizado de la jornada fueron Wall Street y, más temprano, la Bolsa de Shanghai.
En Europa la Bolsa de Londres registró una pérdida del 1,25% en su índice FTSE, mientras el CAC 40 de la Bolsa de París se derrumbó un 1,88% al cierre. En Europa la Bolsa de Londres registró una pérdida del 1,25% en su índice FTSE, mientras el CAC 40 de la Bolsa de París se derrumbó un 1,88% al cierre.
Los fondos de gestión inmobiliaria tiene inversiones en las propiedades más caras de Londres como el distrito comercial de The Strand Los fondos de gestión inmobiliaria tiene inversiones en las propiedades más caras de Londres como el distrito comercial de The Strand

Las Bolsas internacionales volvieron a caer este miércoles, incluyendo la de Londres, mientras se ahonda la huida de capitales del Reino Unido en dirección a bonos de los Tesoros alemán y estadounidense y al oro, con la libra en una caída libre que llevó su cotización hasta un mínimo histórico de 1,27 dólares frente a los 1,50 a los que se vendía antes del Brexit.

 En este contexto, tres nuevos fondos de gestión inmobiliaria se sumaron este miércoles a los otros tres que ayer decidieron suspender la cotización de sus títulos ante la fortísima tendencia a la venta de estos títulos para conseguir liquidez inmediata ante el temor de una gran caída de los precios de los inmuebles comerciales en Londres.

Se trata de los fondos Henderson Global Investors, Columbia Threadneedle y Canada Life que siguieron el camino abierto el martes por otras tres grandes firmas británicas, M&G, Standard Life y Aviva, después de una verdadera invasión de inversores que querían canjear sus títulos por efectivo.

En el caso de las acciones, las únicas excepciones al desplome generalizado de la jornada fueron Wall Street y, más temprano, la Bolsa de Shanghai.

El índice industrial Dow Jones de la Bolsa de Nueva York cerró con un ascenso del 0,44%, el mismo porcentaje en el cual lo hizo el índice Nasdaq, de valores tecnológicos, debido principalmente a los rumores crecientes de que la Reserva Federal no subirá la tasa de interés durante el segundo semestre, a pesar incluso de la recuperación de la economía estadounidense en el segundo trimestre.

Wall Street inició la jornada en números rojos pero a lo largo de la jornada fue subiendo bajo el impulso de los buenos datos de actividad no manufacturera estadounidense en junio y merced también a la recuperación del precio del petróleo, que cerró con alza superior al 2% en el caso del WTI, a 47,43 dólares el barril.

En Europa, en cambio, se trató de un día de bajas generalizadas, con la Bolsa de Londres registrando una pérdida del 1,25% en su índice FTSE, mientras el CAC 40 de la Bolsa de París se derrumbaba un 1,88% al cierre.

El índice DAX de la Bolsa de Frankfurt, por su parte, se dejó 1,67%, con las acciones de Zurich cayendo pero en mucho menor porcentaje, el 0,55%, y el IBEX 35 de la Bolsa de Madrid con una pérdida al final del 1,75%.

La Bolsa de Amsterdam, sorpresivamente, fue una de las que sufrió mayor retroceso, con una baja del 1,91%, mientras que el índice MIB de la Bolsa de Milán fue la más golpeada por la turbulencia desatada por el Brexit, con una baja del 2,26%, a la espera de noticias sobre el vapuleado sector bancario italiano. Estocolmo, finalmente, cerró con una pérdida del 1,41%.

En el Lejano Oriente, el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio retrocedió 1,85%, el Hang Seng de la Bolsa de Hong Kong cayó 1,23%, en tanto que el SE de la Bolsa de Shanghai dio la nota al subir un 0,36%.

Mientras todo esto ocurre, el Banco de Inglaterra, tal como lo había adelantado su presidente, Mark Carney, intenta poner en marcha una política de amplia flexibilización monetaria para hacer frente a un eventual derrumbe financiero generalizado al estilo del ocurrido en Estados Unidos en 2008 tras la caída de Bearn Stearns, seguido posteriormente por el colapso de Lehman Brothers.

Lo ocurrido con los seis fondos inmobiliarios ya mencionados puede ser un síntoma de problemas mucho más graves, si bien estos casos distan mucho todavía de los riesgos implicados en las caídas financieras estadounidenses de 2008.

La caída de los rendimientos de los títulos de deuda de Alemania y de Estados Unidos son otra muestra de la búsqueda de refugio creciente de los capitales que se fugan de Gran Bretaña, lo mismo que el ascenso incesante aunque modesto del oro, cuya suba no cesa de crecer desde comienzos de años y, en particular, desde el triunfo del Brexit en el referéndum del 23 de junio pasado.

En el mercado monetario, el Euro cerró el miércoles con pocos cambios, cotizando a 1,1099 dólares por Euro. La libra, tras su desplome inicial, logró recuperarse levemente hasta 1,29 dólares, pese a lo cual igualmente marcó su mínima cotización frente al dólar en 31 años.