MercoPress, in English

Lunes, 19 de noviembre de 2018 - 01:03 UTC

Alpargatas prosigue retirada de Argentina, cierra fábrica en Chaco

Martes, 6 de noviembre de 2018 - 10:16 UTC
Alpargatas dio otro paso hacia la retirada de Argentina. Alpargatas dio otro paso hacia la retirada de Argentina.

La firma de ropa Alpargatas cerró su fábrica en la provincia argentina de Chaco, se informó el lunes. La compañía dejó claro que no era una medida temporal por cuanto despidió a todo el personal y puso en venta las instalaciones.

 La empresa de capital brasileño cerró su planta en la ciudad de Roque Saenz Peña debido a una fuerte caída en la demanda, según se informó. Quedaban 30 personas en la planta, a 170 kilómetros de la capital provincial Resistencia, dado que ya venían realizando despidos por goteo, en línea con su estrategia general de retiro de Argetina.

A mediados de septiembre, Alpargatas solicitó al gobierno nacional un Procedimiento de Crisis Preventiva y vendió el 22,5% de la operación local al grupo brasileño Sforza. Días después, confirmó el cierre de dos plantas de producción: 'Calzados Catamarca', donde despidió a 170 trabajadores; y 'Alpargatas' (Ex Calzar) en la ciudad de Santa Rosa, donde otros 132 trabajadores perdieron sus empleos.

En este escenario, 400 trabajadores temen por sus trabajos en la planta aún operativa en Bella Vista, en la provincia de Corrientes, porque “no hay reactivación alguna”, según Roberto Vandecaveye de la Asociación de Trabajadores Textiles de Corrientes.

Agregó que el trabajo en la planta es mínimo “de lunes a viernes, con muy poca actividad, máquinas detenidas y sectores sin luces, lo que es preocupante”.

Dante Quintana, del Sindicato de Trabajadores Petroleros y Algodoneros de Chaco (Stadyca), explicó que “esta planta de Saenz Peña es la única que la empresa Alpargatas tenía en Chaco, que compraron hace 65 años a Fibramalva”.

Quintana también admitió que a los trabajadores se les había advertido que “para fin de año cierran todo, venden y dejan Chaco”. El cierre de la planta es “un golpe socioeconómico muy fuerte para Sáenz Peña”, la segunda ciudad más grande de la provincia, expresó Quintana.

“El dinero de estos sueldos dejará de circular en el circuito comercial local y toda indemnización por despido irá primero a pagar las deudas y el resto está por verse”, explicó Quintana.

El líder sindical dijo que el cierre de la planta responde a la fuerte caída en la actividad: “Este año, se desmontaron 3,700 toneladas de algodón, cuando en 2017 habían sido 20,000 toneladas y en años anteriores más de 40,000 toneladas por año”.

“Esto se debe a la impresionante caída en el consumo doméstico de ropa, hilos y telas. No es que no haya algodón, hubo mucho y habrá más en la próxima temporada; pero la empresa solo desmonta lo que necesita para su hilanderías; y como las ventas han caído abruptamente, llegamos a este desafortunado final”, dijo.

Categorías: Economía, Argentina.