MercoPress, in English

Martes, 21 de agosto de 2018 - 12:28 UTC

Putín aplastó y habló sobre el atentado en Salisbury: un sinsentido en un año tan importante para Rusia

Lunes, 19 de marzo de 2018 - 09:54 UTC
“En Rusia no tenemos esos medios. Rusia ha destruido todo su arsenal químico”, aseveró Putin en cuanto al incidente que tuvo lugar el pasado 4 de marzo. “En Rusia no tenemos esos medios. Rusia ha destruido todo su arsenal químico”, aseveró Putin en cuanto al incidente que tuvo lugar el pasado 4 de marzo.

Luego de ser reelecto tras obtener una aplastante victoria en las elecciones presidenciales celebradas el domingo en Rusia, Vladimir Putin se refirió a la polémica que se ha instalado durante los últimos días respecto al envenenamiento del ex doble espía Serguéi Skripal y su hija en Reino Unido.

Hecho que el Gobierno del Reino Unido ha imputado al líder ruso, el cual este domingo aseguró que su país no dispone del agente químico utilizado para atentar contra Skripal.

“En Rusia no tenemos esos medios. Rusia ha destruido todo su arsenal químico”, aseveró Putin en cuanto al incidente que tuvo lugar el pasado 4 de marzo. Además, calificó dicho ataque como “tragedia” y admitió que se enteró de ello por los medios de comunicación.

“Lo primero que viene a la cabeza es que si se tratara de una sustancia tóxica para la guerra la gente morirá en el acto”, añadió. En ese sentido, el recién reelecto Presidente ruso sostuvo que “cualquier hombre con sentido común entiende que es una tontería, un delirio, un sinsentido que alguien en Rusia se permita tales actos en vísperas de las elecciones presidenciales y del mundial de fútbol. Es simplemente impensable”.

Por otro lado, en una clara alusión a Estados Unidos, indicó que, a diferencia de Rusia, otros países no cumplieron con la palabra de destruir sus arsenales químicos.

El hecho es que Skripal, ex agente de los servicios de inteligencia militar rusa (GRU), quien pasó información al M16 británico, y su hija Julia, fueron hallados inconscientes en el sur de Inglaterra, y desde entonces están hospitalizados en estado crítico.

Los investigadores británicos, en tanto, aseguran que las víctimas fueron envenenadas con un agente nervioso de fabricación rusa, por lo que Moscú -que rechaza todas las acusaciones- exige a Londres que le proporcione una muestra de ese material.

Dicho incidente aún no se ha esclarecido, y ha sumido a ambos países en una grave crisis política y diplomática, que el sábado se agravó con el anuncio de Moscú que expulsará a 23 diplomáticos británicos, entre otras medidas, en respuesta a la misma medida de Londres.

Categorías: Política, Internacional.