MercoPress, in English

Lunes, 18 de junio de 2018 - 13:13 UTC

España y Portugal hablan con Temer para acelerar el acuerdo UE/Mercosur

Jueves, 8 de marzo de 2018 - 10:24 UTC
Mariano Rajoy y el primer ministro portugués Antonio Costa, se comunicaran con Temer para reiterar su apoyo a las negociaciones UE/Mercosur Mariano Rajoy y el primer ministro portugués Antonio Costa, se comunicaran con Temer para reiterar su apoyo a las negociaciones UE/Mercosur
El presidente de Brasil se comunicó con el mandatario Horacio Cartes de Paraguay, que preside el Mercosur, para informarle del diálogo con los líderes europeos El presidente de Brasil se comunicó con el mandatario Horacio Cartes de Paraguay, que preside el Mercosur, para informarle del diálogo con los líderes europeos

El presidente de Brasil, Michel Temer, conversó este miércoles por teléfono con su homólogo paraguayo, Horacio Cartes –quien ocupa la presidencia semestral del Mercosur– sobre la negociación del acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea.

La conversación llega después que el presidente español, Mariano Rajoy, y el primer ministro portugués, Antonio Costa, se comunicaran el lunes con el mandatario brasileño para reiterar su apoyo a las negociaciones comerciales entre la Unión Europea y el Mercosur.

Los mandatarios europeos, que según la Presidencia brasileña tomaron la iniciativa de comunicarse con Temer, quisieron “reiterar su interés en superar las últimas diferencias para que el acuerdo entre la UE y el Mercosur sea alcanzado en el menor plazo” posible.
De acuerdo con fuentes oficiales, esa posición fue respaldada por Temer, quien desde que asumió el poder en Brasil, a mediados de 2016, ha colocado estas negociaciones entre las prioridades de su política exterior y así se lo habría expuesto a Cartes en su conversación.

La negociación para un acuerdo de libre comercio entre ambos bloques es una materia pendiente desde 1999 y, aunque a finales del año pasado volvieron a intercambiar ofertas, las conversaciones se mantienen estancadas por diferencias en diversos sectores pero con especial incidencia en el sector agropecuario.

Las mayores presiones en contra de un acuerdo provienen en Europa de los agricultores franceses, aunque también existe una fuerte resistencia en Irlanda y Polonia.
Los cuatro miembros del Mercosur (Paraguay, Argentina, Brasil y Uruguay), por su parte, sostienen que no será posible el acuerdo sin incluir un amplio acceso al mercado europeo de sus productos agropecuarios, entre los cuales se incluyen las carnes y los biocombustibles.

La última ronda de negociaciones que se celebró la semana pasada en el Paraguay concluyó sin ningún avance, pero con la promesa de celebrar nuevas reuniones en las próximas semanas en las que poder resolver estas diferencias.

Categorías: Economía, Política, Mercosur.