MercoPress, in English

Martes, 20 de febrero de 2018 - 15:41 UTC

Falklands multa a pesquero gallego por dos delitos “sin intencionalidad”

Viernes, 2 de febrero de 2018 - 01:26 UTC
Tanto la empresa como el capitán del pesquero Playa de Galicia se declararon culpables de los dos delitos que se les imputaron Tanto la empresa como el capitán del pesquero Playa de Galicia se declararon culpables de los dos delitos que se les imputaron

Una corte de las Islas Falklands impuso una multa de £5,000, mas costes de £150 a la empresa gallega Pesquerías Marinenses S.A. en tanto el capitán de la nave, Oscar Gómez quedó en libertad condicional por dieciocho meses, además de pagar £150 en costes.

 Tanto la empresa como el capitán del pesquero Playa de Galicia se declararon culpables de los dos delitos que se les imputaron: no haber entregado un reporte de fin de pesca al Departamento de Pesca de las Islas y por no haber informado con 72 horas de anticipación, la intención de abandonar la zona de pesca de las Falklands.

El sistema de rastreo del Departamento de Pesca por dos veces registró que el Playa de Galicia se encontraba fuera de la zona de pesca de las Falklands, una vez a 283 metros y la segunda a 318 metros.

Es más, cálculos realizados por la Ofician Hidrográfica Británica indicaron que el pesquero se desplaza a unos tres nudos, o sea que se encontraba en plena captura cuando se le registró.

La defensa de la empresa pesquera argumentó que las distancias comprobadas no eran tan grandes y se debían con toda seguridad a un posible error en el calibrado, es decir la unidad de posicionamiento a bordo del pesquero y que es sellada. Esta no había indicado que el Playa de Galicia se alejó de la zona de pesca de las Falklands, y por tanto entendieron que no resultaba necesario hacer el aviso anticipado e informe correspondiente de cierre de pesca.

El abogado de la defensa enfatizó que si bien en el mar abierto no hay marcadores de fronteras, tanto la empresa que representaba como el capitán Gómez aceptaban el informe presentado por el Departamento de Pesca y por tanto la culpabilidad.

Es más, cuando se le ordenó retornar a Stanley el pesquero lo hizo de inmediato y el capitán había colaborado con el Departamento de Pesca en todo lo referente al pedido de documentación. El libro de bitácora del Playa de Galicia también indicaba que el Capitán estaba convencido que no habían abandonado la zona de pesca de las Islas.

Al dictar sentencia la corte afirmó haber tomado en cuenta la admisión de culpabilidad, el buen carácter y colaboración del capitán, además de un informe del gobierno de las Falklands que describía el proceder del Playa de Galicia en términos muy positivos.

Por tanto se aceptó las afirmaciones de la defensa, la cual sostuvo que lo acontecido fue un “simple error”, sin intencionalidad alguna.