MercoPress, in English

Sábado, 20 de enero de 2018 - 16:34 UTC

Kuczynski nombra gabinete de reconciliación, y designa siete mujeres incluyendo la canciller

Jueves, 11 de enero de 2018 - 10:40 UTC
Kuczynski pareció hacer un guiño al APRA, del ex presidente Alan García al nombrar como ministros a Javier Barreda (en Trabajo) y Abel Salinas (en Salud). Kuczynski pareció hacer un guiño al APRA, del ex presidente Alan García al nombrar como ministros a Javier Barreda (en Trabajo) y Abel Salinas (en Salud).

El presidente Pedro Pablo Kuczynski llamó a “devolverle” la estabilidad a Perú, tras designar un nuevo gabinete ministerial con el que intentará superar la crisis desatada por el indulto al ex gobernante Alberto Fujimori.

 ”Los últimos 30 días han sido probablemente inéditos en nuestra vida política. Hoy vivimos momentos de crispación, pero debemos apostar por el entendimiento para devolverle la estabilidad a nuestro país”, dijo Kuczynski al hacer nueve cambios en su gabinete, de 19 miembros. Siete mujeres integran el nuevo gobierno, incluida la flamante canciller.

Cayetana Aljovín ha acompañado a Kuczynski desde el inicio de su mandato hace un año y medio, primero como ministra de Inclusión Social y luego de Energía y Minas. Kuczynski pareció hacer un guiño al APRA, el partido socialdemócrata del ex presidente Alan García (1995-1990 y 2006-2011), al nombrar como ministros a dos militantes de esa organización: Javier Barreda (en Trabajo) y Abel Salinas (en Salud).

El APRA, sin embargo, informó a través de su cuenta en la red social Twitter que expulsaba a Barreda y Salinas de la agrupación por no haber consultado la iniciativa.

En Defensa fue nombrado Jorge Kisic, un general retirado de la Fuerza Aérea, mientras que en Cultura fue designado Alejandro Neyra, un escritor y diplomático de carrera.

Ninguno de los nuevos ministros está identificado con el fujimorismo, aunque se especulaba con que podrían ingresar al gabinete seguidores del ex presidente Fujimori (1990-2000) debido a que Kuczynski había prometido formar un gobierno de “reconciliación”.

La promesa había sido realizada por el presidente tras la renuncia de dos ministros por el indulto que había otorgado en la víspera de Navidad a Fujimori, quien cumplía una condena de 25 años de prisión por violación de derechos humanos y corrupción. “No cesaré ni un minuto en lograr la reconciliación nacional”, dijo Kuczynski, quien afirmó tras tomar juramento a los nuevos ministros que ahora podrá abocarse a atender los principales problemas de Perú, entre los que mencionó la pobreza, la desigualdad en el acceso a servicios públicos, la inseguridad y la corrupción.

Categorías: Política, América Latina.