MercoPress, in English

Jueves, 14 de diciembre de 2017 - 17:04 UTC

Falklands preocupada por posible derrame de combustible de carguero a la deriva

Jueves, 11 de mayo de 2017 - 14:05 UTC
Los armadores informaron el pasado viernes que el M/V Reefer Uruguay había lanzado una señal de emergencia reportando una seria inundación de sus bodegas  Los armadores informaron el pasado viernes que el M/V Reefer Uruguay había lanzado una señal de emergencia reportando una seria inundación de sus bodegas
La patrulla de protección pesquera Protegat se encuentra en el lugar del siniestro por las toneladas de combustible que el barco a la deriva carga en sus depósitos   La patrulla de protección pesquera Protegat se encuentra en el lugar del siniestro por las toneladas de combustible que el barco a la deriva carga en sus depósitos
El domingo pasado se decidió abandonar el barco ya que la inundación de las bodegas no se pudo contener, y los 42 tripulantes fueron trasladados a otra nave  El domingo pasado se decidió abandonar el barco ya que la inundación de las bodegas no se pudo contener, y los 42 tripulantes fueron trasladados a otra nave
La profundidad del agua en torno al M/V Reefer Uruguay es de unos 1.500 metros. Si el barco se hunde se estima que el impacto medio ambiental será limitado La profundidad del agua en torno al M/V Reefer Uruguay es de unos 1.500 metros. Si el barco se hunde se estima que el impacto medio ambiental será limitado

El gobierno de las Islas Falkland, FIG, sigue de cerca la situación del carguero Reefer Uruguay, a la deriva tras ser abandonado por su tripulación, y está en contacto con sus armadores para intentar asegurarse que el barco no se hunda en las zonas de conservación de las Islas.

 La patrulla de protección pesquera de las Falklands, FPV Protegat se encuentra en la zona desde el pasado lunes preocupada por las 560 toneladas de combustible pesado y 180 toneladas de gasóleo marino que se encuentran a bordo de la nave por lo visto condenada.

En un comunicado FIG resaltó que no está satisfecho con el proceder de los armadores quienes no lo mantuvieron informado sobre el incidente que obligó a abandonar el Reefer Uruguay, como tampoco de las opciones manejadas respecto al futuro de la nave. El carguero Reefer Uruguay es responsabilidad de Baltmed Reefers Services Ltd y lo es también la de minimizar los potenciales impactos sobre el medio ambiente, afirma FIG que está en conversaciones con la empresa para saber cuáles son sus planes al respecto.

El comunicado resalta que el pasado viernes 5 de mayo, Baltman Reefers Services Ltd., informaron que el carguero M/V Reefer Uruguay había enviado una señal de emergencia expresando que varias de sus bodegas se estaban inundando.

El domingo 7 de mayo, el capitán decidió abandonar el barco ya que no se podía contener la inundación y los 42 miembros de la tripulación fueron transferidos, sanos y salvos, al M/V Taganrogskiy Zaliv que se encontraba siguiendo la situación. El Reefer Uruguay permanece en la Zona de Conservación Externa de las Islas Falkland, FOCZ, 96 millas al sureste de Stanley, o sea apenas afuera de la Zona Interina de Conservación y Administración de las Islas Falkland, FICZ, pero bien dentro de la FOCZ. Otro carguero de la empresa MV Frio Las Palmas se mantiene en la zona para monitorear el desarrollo de acontecimientos.

El lunes 8 de mayo, la patrulla de protección pesquera de las Falklands, FPV Protegat llegó a la zona y se encuentra monitoreando la situación junto al M/VFrio Las Palmas. La tripulación que se halla abordo del M/V Taganrorogskiy Zaliv, está siendo repatriada vía Montevideo. En cuanto al Reefer Uruguay permanece en su actual posición en la FOCZ, y deriva muy suavemente en dirección noreste.

De acuerdo a lo informado el barco siniestrado tiene casi una carga completa de calamar Illex congelado y de Krill, y ha sufrido mucho daño en el casco mientras operaba con otras naves capturando krill en torno a las Shetland del Sur, unas 75 millas al norte de la península antártica. Agua entró a una o más bodegas de la proa, y al ingresar a la FOCZ presentaba una imagen de “proa en pique”. En estos últimos días la nave se la equilibrado, lo cual sugeriría que el ingreso de agua también está alcanzando la popa.

Desde el fin de semana FIG ha monitoreado de cerca la situación y se ha mantenido en contacto con los operadores para insistirles sobre la necesidad de encontrar una solución que evite el hundimiento de la nave en las zonas de conservación de las Falklands. Los armadores han estado evaluando opciones pero aún no han llegado a una solución, y es muy probable que la nave se hunda cerca de donde se encuentra en la actualidad.

La nave informó que carga unas 560 toneladas de combustible pesado y otras 180 toneladas de gasóleo marino liviano, los cuales según criterio de FIG pueden llegar a generar contaminación localizada si es que se hunde. La profundidad del agua en esa zona es de unos 1.500 metros. Si finalmente se va a pique en esa zona el impacto ambiental es muy probable que resulte limitado.

Gran parte de ese combustible quedará contenido en la nave. La temperatura del agua al fondo del mar en esa zona es de 2.5 grados y el combustible pesado se tornará altamente viscoso al punto de hacerse semisólido.

FIG no está satisfecho de no haber sido informado en su totalidad y lo más pronto posible de las condiciones de la nave o las opciones para encarar el asunto a medida que desarrollaban acontecimientos.

M/V Reefer Uruguay permanece responsabilidad de Baltmed Reefer Servies Ltd y corresponde a ellos por sobre todo, minimizar el potencial impacto sobre el medio ambiente. FIG está en conversaciones con la empresa para ver cuáles son las acciones a tomar.

La FICZ refiere a la zona de pesca hasta las 150 millas desde un punto central del estrecho de las Falklands (entre las dos islas mayores). La FIOCZ se extiende por 200 millas desde la costa de las Islas y es zona de pesca en aguas profundas.

En el caso que el Reefer Uruguay se hunda habrá un foco de contaminación localizado a corto plazo, a medida que la nave se deposita en el fondo del mar. Esto será casi con seguridad para el combustible más liviano que hasta cierto punto se evaporará y será disuelto por acciones mecánicas como pueden ser las olas, el viento y de ser necesario las naves en la zona. No será recuperable o maleable a productos de dispersión. Eso se debe ante todo a las características del combustible y al lugar donde se supone ocurrirá.

FIG se encuentra manteniendo conversaciones sobre el tema con el Departamento de Planificación de Medio Ambiente, Departamento de Pesca, Falklands Conservation y el Instituto de investigación de medio ambiente del Atlántico sur.

A largo plazo puede que haya casos de contaminación esporádica a medida que el gasóleo escapa de la nave pero lo más probable es que resulte de poco impacto y casi desapercibido en la zona. Por tanto, la contaminación en la zona seguramente resulte muy limitada. Una área de exclusión en torno al barco hundido puede ser implementada por un período de tiempo junto al correspondiente monitoreo.