MercoPress, in English

Lunes, 25 de setiembre de 2017 - 04:19 UTC

Chile: más de 9.000 brigadistas y cien aeronaves combaten los incendios forestales

Domingo, 29 de enero de 2017 - 12:59 UTC
 Más de 4.500 bomberos voluntarios y brigadistas forestales además de unos 4.600 militares policías y funcionarios públicos, se enfrentan a los voraces incendios Más de 4.500 bomberos voluntarios y brigadistas forestales además de unos 4.600 militares policías y funcionarios públicos, se enfrentan a los voraces incendios
Se estima que ya se han destruido cerca de 480.000 hectáreas en siete de las 15 regiones del país, según indicó la presidente Michelle Bachelet Se estima que ya se han destruido cerca de 480.000 hectáreas en siete de las 15 regiones del país, según indicó la presidente Michelle Bachelet
Brigadistas de Argentina, España, Francia, Portugal y México se sumaron a las tareas de extinción de los incendios en las regiones de O’Higgins, el Maule y Biobío Brigadistas de Argentina, España, Francia, Portugal y México se sumaron a las tareas de extinción de los incendios en las regiones de O’Higgins, el Maule y Biobío

Más de 9.000 personas y cerca de un centenar de aeronaves combaten los devastadores incendios forestales que afectan desde hace más de una semana el centro y sur de Chile, informó la presidenta Michelle Bachelet.

 Más de 4.500 bomberos voluntarios y brigadistas forestales nacionales, además de unos 4.600 militares policías y funcionarios públicos, se enfrentan a los voraces incendios que ya han destruido cerca de 480.000 hectáreas en siete de las 15 regiones del país, según indicó la mandataria en un último balance de la emergencia.

“Estamos dando una batalla contra el fuego sin pausa y también sin precedentes”, dijo Bachelet. La cifra de víctimas fatales por el siniestro se mantiene en once, mientras que 2.025 personas han sido albergadas, 3.270 resultaron damnificadas y 1.089 viviendas fueron destruidas por estos incendios, considerados como la mayor catástrofe forestal de la historia de Chile.

Brigadistas de Argentina, España, Francia, Portugal y México se sumaron a las tareas de control y extinción de los incendios en las regiones de O’Higgins, el Maule y Biobío, las más afectadas, y donde han sido arrasadas más de 300.000 hectáreas de bosques y sembradíos.

Unos 24 aviones y 45 helicópteros fueron dispuestos por el gobierno y empresas privadas para combatir los incendios. Se espera la llegada de un avión ruso con capacidad de 42 toneladas de agua para que se una a la lucha contra las llamas.

Bachelet anunció el traslado de algunos de sus ministros a las zonas afectadas para encabezar las tareas de distribución de ayuda a los damnificados, el acondicionamiento de colegios públicos para albergar a los afectados, la atención médica y la entrega de medicamentos, y en las tareas de reconstrucción en decenas de poblados dañados por los siniestros.

Más de 35 personas han sido detenidas acusadas de haber tenido alguna responsabilidad en el inicio y propagación de estos incendios. La Fiscalía investiga caso a caso para determinar si hubo negligencia o intencionalidad de parte de los imputados.

Aún 110 incendios se mantienen activos, de ellos, 49 fueron controlados, 60 se encuentran en combate y 1 extinguido, según el último informe de la Corporación Nacional Forestal.