MercoPress, in English

Martes, 11 de agosto de 2020 - 12:03 UTC

 

 

Paraguay prepara una “cuarentena inteligente” con apertura gradual para mayo

Lunes, 27 de abril de 2020 - 07:55 UTC
El ministro de Salud Pública, Julio Mazzoleni, señaló que las actividades que están prácticamente paralizadas se retomarán paulatinamente por fases y con turnos El ministro de Salud Pública, Julio Mazzoleni, señaló que las actividades que están prácticamente paralizadas se retomarán paulatinamente por fases y con turnos

El Gobierno paraguayo dijo que pondrá en marcha en mayo una “cuarentena inteligente” contra el coronavirus que sustituya en forma gradual el encierro estricto actual, tras haber mantenido aplanada la curva de contagios.

El ministro de Salud Pública, Julio Mazzoleni, señaló que las actividades que están prácticamente paralizadas desde comienzos de marzo se retomarán paulatinamente por fases y con turnos rotativos, respetando el distanciamiento social y las medidas de higiene y protección.

“El país se va a dividir por áreas, vamos a tener distintas fases en las que se van a incorporar distintos colectivos”, explicó.

“Las fronteras van a seguir cerradas, las clases serán de manera no presencial y las oficinas no esenciales van a continuar favoreciendo el trabajo a distancia. Los eventos masivos públicos van a seguir suspendidos”, agregó.

En la primera fase de la cuarentena inteligente se retomarán actividades de fábricas, obras civiles y en servicios como peluquerías y estudios jurídicos y contables desde el 4 de mayo. Tres semanas después abrirán tiendas comerciales, oficinas corporativas y deportes profesionales sin espectadores.

A partir del 15 de junio se habilitarán grandes centros comerciales sin patios de comida y complejos deportivos sin espectadores.

La última etapa, que se implementará en julio, incluye restaurantes, eventos y hospedaje.

El presidente, Mario Abdo, aclaró que las medidas actuales que restringen la circulación de la población con excepciones para quienes realicen trabajos esenciales y necesiten abastecerse se extenderán al menos una semana más antes de iniciar el proceso de apertura, que aún no tiene fecha definida.

La cuarentena total dejó a miles de personas sin ingresos y representó un golpe para la pequeña economía del país, que logró colocar un bono por 1.000 millones de dólares a 10 años.

El Gobierno implementó subsidios para los sectores pobres y lanzó créditos blandos para las pequeñas y medianas empresas, pero estimó que necesitará de al menos cuatro años para recuperar el equilibrio fiscal.

Paraguay registra oficialmente 220 casos de coronavirus desde que se confirmó el primero el 7 de marzo y 70 recuperados. Nueve personas fallecieron, la mayoría de edad avanzada o que sufrían otras enfermedades.