MercoPress, in English

Viernes, 19 de julio de 2019 - 22:53 UTC

 

 

La economía de las Islas Falkland y el Brexit ... ¿qué tan difícil será?

Sábado, 13 de julio de 2019 - 08:20 UTC
 Según Spink, el principal problema es el Loligo, que involucra a emprendimientos conjuntos de las Islas Falkland con empresas españolas y cuyas exportaciones van a Europa. Según Spink, el principal problema es el Loligo, que involucra a emprendimientos conjuntos de las Islas Falkland con empresas españolas y cuyas exportaciones van a Europa.

La última semana, Penguin News informó sobre la incertidumbre que rodea al Brexit, lo que provocó un desplome en las ventas de carne de parte de las Falkland Islands Meat Company (FIMCO) y una baja de precios.

Luego de esto, el legislador isleño Roger Spink habló con Penguin News sobre el posible impacto más amplio del Brexit en la pesca de las Islas Falkland (el lucrativo calamar Loligo que se vende en la Unión Europea) y, a su vez, la economía local y se le consultó por las medidas para mitigar los efectos.

Spink comenzó poniendo en contexto la situación que rodea a la FIMCO: “Esto fue solo una reacción de los compradores; es a corto plazo. Desde una 'perspectiva general' de las Falkland, es un gran problema para FIMCO, pero no es un gran problema para el Gobierno de las Islas“, sostuvo.

Agregó que incluso si FIMCO tuviere mayores problemas en el futuro ”podremos solucionarlos“.

Reconoció además que ”es un problema mayor con el Loligo. Pero lo que también tenemos que recordar es que no todos nuestros ingresos provienen de eso“.

Explicó que el Illex va al Lejano Oriente y al toothfish a los Estados Unidos (”por lo que está en dólares”).

“También obtenemos una gran cantidad de nuestros ingresos de nuestras reservas y los intereses y ganancias de capital de ese dinero. Así que el gobierno tiene una amplia gama de lugares donde obtiene sus ingresos“.

Loligo

Spink indicó que el problema es el Loligo, lo que implica que las empresas de las Islas Falkland tienen compañías conjuntas asociadas con firmas españolas y las exportaciones van a Europa ”donde podríamos obtener entre el 6 y el 18% de un arancel sobre esas exportaciones“.

Sin embargo, recordó que ”si un barco español captura pescado aquí, no paga un arancel para ingresar a Europa; si se trata de un buque con bandera de las Falkland, pagará un canon directamente a Europa. Así que hay varias maneras para elegir cómo mitigar el impacto de cualquier arancel“, aunque admitió que el mejor escenario sería, por supuesto, un acuerdo en el que las Falkland estuvieran libres de gravámenes.

Consultado por un posible escenario catastrófico en el que se impusieran los más altos aranceles posibles y en qué medida podría eso afectar a la industria pesquera y al gobierno isleño, Spink advirtió que ”incluso el peor de los casos es muy difícil de cuantificar [y] depende de cuánto nos afecte y cuánto absorberá el mercado y cuánto pagará el consumidor europeo y cuánto es abarcado por nuestra industria“.

Agregó que ”no creo que sea algo por lo que debamos preocuparnos ahora; creo que tenemos que trabajar duro para asegurarnos de minimizar los aranceles que se introduzcan, pero al mismo tiempo buscar formas de mitigar eso“.

También señaló que el gobierno del Reino Unido había ”expresado su voluntad de intentar ayudarnos a superar cualquier diferencia a corto plazo“.

En cualquier caso, dijo, ”si el Reino Unido sale de la Unión Europea en octubre, probablemente todavía tengamos un año de margen de maniobra para la próxima temporada, que es de enero a marzo; tenemos algo de tiempo para intentar establecer algunas medidas“.

Si se hiciera realidad un Brexit sin acuerdo, Spink señaló que ”sería genial si hubiera un acuerdo que pudiera incluirnos para continuar teniendo un acceso sin aranceles. Pero si no tiene eso, tenemos que saltar hacia arriba y hacia abajo y hacer un seguimiento de los contactos que ya hemos hecho, muy buenos contactos para intentar mantener esa entrada libre de aranceles“.

Penguin News también consultó al legislador si en el peor de los casos el gobierno de las Islas Falkland tendría que empezar a pensar en cosas tan graves como las redundancias, como sucedió en el pasado. Spink descartó esa posibilidad.

”Como gobierno hemos sido bastante prudentes a lo largo de los años. Tenemos nuestras reservas de dos veces y media y para eso están destinadas.“ Señaló además que ”esperemos que esto sea un problema a corto plazo y para eso tenemos las reservas; No esperamos tener que hacer ninguna reacción instintiva“.

Ante la insistencia de PN de que los aranceles no serían un tema a corto plazo, Spink admitió que ”no, pero hay varias cosas que puedes hacer para mitigar los aranceles. Y esperaríamos tener que hacer eso“.

Indicó que el cambio de bandera podría ser una jugada, pero dijo que no sabía cuáles serían todas las acciones que tomaría la industria pesquera, aunque aseguró que ”el gobierno y la industria trabajarían arduamente para asegurarse de minimizar el efecto en el economía.“

”Además, si eres un consumidor español, ¿quieres que suba el precio de tu pescado? Y puedes ver el lado más negro de esto, pero cuando se trata de ello, ¿es de su interés [la UE]? La industria tiene socios de Falklands y socios españoles, y los socios españoles poseen la mayor parte de esas empresas. Entonces, en realidad, les interesa no tener aranceles”, explicó Spink.

La Asociación

Las Islas Falkland han estado asociadas con la UE desde que el Reino Unido ingresó en 1973, lo cual que se formalizó a través de la Decisión de la Asociación de Ultramar (OAD) que permite a las islas beneficiarse del acceso libre de aranceles y cuotas para el pescado y la carne exportados a la UE.

En 2017 la UE fue el destino del 94% de las exportaciones pesqueras y un tercio de las exportaciones de carne de las Falkland.

Un documento informativo del gobierno isleño (FIG) sobre el tema Brexit, señala: “La FIG no cuestiona el Brexit; respetamos el derecho de los ciudadanos del Reino Unido a determinar su propio futuro. Sin embargo, es de vital importancia que se mantenga nuestro acceso actual a los mercados de la UE.“

”Cualquier disminución podría tener un impacto perjudicial en la economía de las Islas Falkland y en los ingresos del gobierno”.

Parlamentarios y funcionarios del FIG han pasado un tiempo en el Reino Unido creando conciencia y generando apoyo para la posición de las Islas Falkland. (Penguin News)