MercoPress, in English

Martes, 19 de marzo de 2019 - 20:57 UTC

Por segundo año consecutivo crece la economía de Brasil, pero es una recuperación muy débil

Lunes, 4 de marzo de 2019 - 22:06 UTC
Los resultados de 2017 y 2018 son insuficientes para revertir la fuerte caída sufrida el bienio anterior, cuando el PIB acumuló un descenso de 7 puntos porcentuales Los resultados de 2017 y 2018 son insuficientes para revertir la fuerte caída sufrida el bienio anterior, cuando el PIB acumuló un descenso de 7 puntos porcentuales

La economía brasileña registró un ligero crecimiento del 1,1% en 2018 y encadenó así su segunda subida consecutiva tras la dura recesión que atravesó entre 2015 y 2016, informó el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

Los resultados muestran que la economía brasileña mantuvo la lenta recuperación iniciada en 2017, cuando el Producto Interior Bruto (PIB) creció también un 1,1%, después de la retracción económica de los dos años anteriores.

Los números de 2017 y 2018, sin embargo, son aún insuficientes para revertir la fuerte caída sufrida en el bienio anterior, cuando el PIB acumuló un descenso de 7 puntos porcentuales. Los datos del Gobierno demuestran que el crecimiento de la mayor economía de Sudamérica continúa siendo débil, pero se encuentran dentro de las previsiones del mercado financiero, que esperaba un aumento del PIB del 1,2% para 2018 y un aumento del 4,1% en la inversión, la primera alza en cuatro años

El indicador se vio impulsado principalmente por el consumo de las familias, uno de los grandes motores de la economía brasileña y que subió un 1,9%, mientras que el gasto del Gobierno se mantuvo estable. La inversión, por su parte, aumentó un 4,1%, el primer resultado positivo en los últimos cuatro años.

Por sectores, el agropecuario subió un tímido 0,1% después de la expansión récord registrada en 2017, y la industria tuvo un alza del 0,6%, lo que supone el primer crecimiento anual desde 2013. El sector de servicios, que responde por más del 75% del PIB, avanzó un 1,3%, de acuerdo con los datos del IBGE. Según el organismo estatal, el PIB de Brasil sumó unos 6.800 billones de reales en 2018 (alrededor de US$1.840 billones), con lo que la renta per cápita se ubicó en 32.747 reales (unos 8.850 dólares), con un aumento del 0,3% en términos reales.

La lenta recuperación de la economía el año pasado es atribuida a problemas puntuales, como una huelga de camioneros, que paralizó el país por diez días en mayo, y la incertidumbre que se instaló antes de las elecciones de octubre y que contuvo la inversión, entre otros factores. Pero también es explicada por problemas estructurales, como la deficitaria situación de las cuentas públicas, considerada como la mayor amenaza a la economía brasileña.

De acuerdo con el IBGE, en el último trimestre de 2018 el PIB brasileño creció un 1,1% respecto al mismo periodo del año anterior y un leve 0,1% frente a al tercer trimestre.

 

Categorías: Economía, Brasil.