MercoPress, in English

Jueves, 18 de abril de 2019 - 16:18 UTC

Papa se dirige al “Señor Maduro” y le recuerda “todos los acuerdos incumplidos”

Jueves, 14 de febrero de 2019 - 09:50 UTC
La carta está dirigida al “excelentísimo señor Nicolás Maduro Moros” y no al “presidente” de Venezuela. (Archivo) La carta está dirigida al “excelentísimo señor Nicolás Maduro Moros” y no al “presidente” de Venezuela. (Archivo)

El diario Corriere della Sera publicó el miércoles fragmentos de una carta que el Papa habría escrito al “Señor Nicolás Maduro” recordándole todos los “acuerdos no cumplidos” del pasado, en respuesta a un pedido de mediación que el líder venezolano, cada vez más presionado por la comunidad internacional, le hizo llegar hace unos días.

Lo más notable de la supuesta respuesta papal -que el vocero interino, Alessandro Gisotti, prefirió no comentar- es que está dirigida al “excelentísimo señor Nicolás Maduro Moros”. No está dirigida al “presidente” y esto refleja una postura del Vaticano cauta, en línea con los obispos venezolanos, que jamás reconocieron el segundo mandato de Maduro, no reconocido por gran parte de la comunidad internacional.

Si bien el Corriere aseguró que la carta, fechada el 7 de febrero y escrita en español, cuenta con dos carillas y medio, sólo reprodujo algunos entrecomillados. Francisco en la misiva habría recordado los reiterados intentos de los últimos años “para intentar encontrar una salida a la crisis venezolana”. “Lamentablemente todos se han visto interrumpidos porque lo que había sido acordado en las reuniones no ha sido seguido por gestos concretos para realizar los acuerdos”, habría escrito el Pontífice, que evocó su intento de facilitar un diálogo entre el régimen y la oposición a fines de 2016.

Francisco destacó que siempre estuvo en favor de una mediación: “pero no cualquier diálogo, sino el que se entabla cuando las diferentes partes en conflicto ponen el bien común por arriba de cualquier otro interés y trabajan por la unidad y la paz”.

Francisco destacó que siempre estuvo en favor de una mediación: “pero no cualquier diálogo, sino el que se entabla cuando las diferentes partes en conflicto ponen el bien común por arriba de cualquier otro interés y trabajan por la unidad y la paz”.

El ex arzobispo de Buenos Aires también evocó una carta escrita por su número dos, el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado, el 1 de diciembre de 2016, en la que la Santa Sede enumeraba una serie de pedidos para que el diálogo fuera posible.

Según el Corriere della Sera en la carta, en la que se pide evitar “cualquier forma de derramamiento de sangre”, reina la decepción por las actitudes del régimen de Maduro. Al final, el Papa confiesa que “lo inquieta profundamente la situación” y el hecho de que “el sufrimiento del pueblo venezolano no parece tener fin”.