MercoPress, in English

Jueves, 18 de abril de 2019 - 16:46 UTC

Rechazan aplazar el inicio del primer juicio por corrupción a Cristina Fernández

Martes, 12 de febrero de 2019 - 10:49 UTC
En la causa que afecta a Fernández, se investigan presuntas irregularidades en la adjudicación, de obras públicas viales al Grupo Austral, propiedad de Báez En la causa que afecta a Fernández, se investigan presuntas irregularidades en la adjudicación, de obras públicas viales al Grupo Austral, propiedad de Báez

Un tribunal argentino rechazó aplazar el inicio del primer juicio por corrupción que afecta a la ex presidente Cristina Fernández (2007-2015), que comenzará el próximo 26 de febrero. La actual senadora y ex presidente pidió postergar el juicio al alegar que no ha finalizado una instrucción suplementaria.

Según fuentes de la defensa de la viuda del también ex presidente Néstor Kirchner (2003-2007), el Tribunal Oral Federal (TOF) 2 rechazó el pedido al considerar que las pericias que todavía quedan por hacer no son indispensables para que comience el juicio, ya que podrán ser incluidas mientras se desarrolla el mismo.

En la causa, la primera que llega a juicio de las que afectan a Fernández, se investigan presuntas irregularidades en la adjudicación, durante su mandato presidencial, de obras públicas viales al Grupo Austral, propiedad del empresario Lázaro Báez, en la sureña provincia de Santa Cruz, tierra natal de Kirchner.

Además de la ex mandataria -que por ser senadora cuenta con fueros que impiden su eventual arresto-, en el banquillo deberán sentarse los ya detenidos Báez, el ex ministro de Planificación Julio de Vido, el ex secretario de Obras Públicas José López y el ex subsecretario de Coordinación de Obra Pública Federal Carlos Santiago Kirchner, primo de Kirchner.

Al elevar el caso a juicio, el juez Julián Ercolini indicó que Cristina Fernández, en su carácter de presidente, “habría perjudicado los intereses confiados al violar su deber de administrar y cuidar fielmente los bienes del Estado nacional que estaban bajo la órbita de su responsabilidad”.

El juez cree que las maniobras investigadas habrían tenido el “objeto de procurarle al empresario Lázaro Antonio Báez un lucro indebido, en perjuicio de las arcas del Estado nacional”.

No obstante, la ex presidente está procesada en otras causas en las que es acusada de alquilar a empresarios algunas de sus propiedades inmobiliarias a altos precios para recibir supuestamente retornos de dinero público.

Fernández había pedido que se suspendiera el inicio del juicio, fijado para el día 26, debido a que sigue abierto un proceso de instrucción suplementaria, pero el TOF 2, encargado de la vista, entendió que los resultados de esas pericias no serán necesarios antes de mitad de año.

Ya la semana pasada, la Fiscalía se opuso a cambiar el inicio del juicio.

Fuentes de la defensa de Fernández dijeron que la decisión es “una arbitrariedad absoluta”, al considerar que es la primera vez que el TOF 2 inicia un juicio “sin que se encuentre terminada la instrucción suplementaria”.

“Esto a nuestro criterio demuestra persecución judicial. Y, por sobre todas las cosas, un tribunal parcial e inquisidor que no respeta el debido proceso y las garantías de defensa en juicio. Esto podría costar en otra instancia en una nulidad absoluta. Es incomprensible”, aseveraron.

El hecho que la vista comience sin las pericias concluidas “afecta a la defensa por cuanto la estrategia defensiva depende del resultado de esa pericia”, añadieron.

“Iniciarla sin ella es derrumbar por completo el estado de derecho”, remarcaron. Entre los varios procesos contra Fernández, para cuatro de ellos ya fue citada a juicio oral pero tan solo el de la causa por corrupción en la obra pública tiene su fecha fijada.

Categorías: Política, Argentina.