MercoPress, in English

Jueves, 23 de mayo de 2019 - 15:49 UTC

Obama detrás de los evasores de impuestos

Miércoles, 6 de mayo de 2009 - 08:28 UTC

Según el senador Byron Dorgan así pueden “evadir legalmente”. En EE.UU. el impuesto corporativo es del 35% pero en el paraíso fiscal la tasa efectiva es 5%

 Seagate Technology, el mayor fabricante de discos duros del mundo, tiene su sede en Scotts Valley, California. Sin embargo, en los documentos que presenta a la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) la dirección que aparece corresponde a la calle South Church Street en George Town, la capital de las Islas Caimán.

 Seagate es sólo una de las empresas que podrían verse afectadas por la propuesta hecha este lunes por el presidente estadounidense Barack Obama para recaudar unos u$s190.000 millones en los próximos 10 años prohibiendo técnicas utilizadas por las empresas estadounidenses para evadir impuestos.

Mientras que en Estados Unidos el impuesto corporativo es del 35%, Seagate pagó una tasa fiscal efectiva del 5% en el año concluido en junio de 2008, según informó Bloomberg.

Las Islas Caimán no cobran impuesto sobre la renta corporativa a las empresas registradas en el país. Este refugio del Caribe ha ayudado a compañías como Coca Cola Co. y Oracle Corp. a "evadir legalmente el pago de miles de millones de dólares en impuestos al gobierno estadounidense", dijo el senador Byron Dorgan.

"Nuestras empresas están trabajando arduamente durante esta crisis económica para pagar lo que les corresponde en impuestos", dice Dorgan, de 66 años, demócrata de Dakota del Norte. "Algunas de las mayores compañías del país utilizan estas lagunas para evitar pagar los impuestos que deben. Espero que el Congreso actúe rápidamente para eliminar las exenciones fiscales que subsidian refugios que trasladan empleos estadounidenses al exterior".

Por otra parte, un cuarto de los 100 mayores contratistas del gobierno federal de Estados Unidos, como Altria Group Inc. y Tyco International Ltd., han tenido subsidiarias en las Islas Caimán, según un estudio de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental de Estados Unidos (GAO por sus siglas en inglés). Al menos 10 de las 30 empresas que forman parte del índice industrial Dow Jones han tenido filiales con domicilios en las Islas Caimán.

Hasta noviembre de 2007, 378 empresas estadounidenses cotizadas tenían al menos una subsidiaria importante en las Islas Caimán, halló el estudio de la GAO. Altria, Tyco, Coca- Cola y Oracle siguen teniendo subsidiarias en las Islas Caimán, según los documentos más recientes presentados a la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC). Seagate tiene registrada su sede en Gran Caimán.

Una de las 30 empresas del Dow que utilizan paraísos en el extranjero para reducir sus impuestos en Estados Unidos es Intel Corp., con sede en California, el mayor fabricante de chips del mundo.

El entonces vicepresidente de impuestos, licencias y aduanas de Intel, Robert Perlman, dijo a la comisión de finanzas del Senado de Estados Unidos en marzo de 1999 que Intel habría estado mejor si se hubiera registrado en las Islas Caimán cuando fue fundada en 1968.

"Nuestro código fiscal pone en desventaja competitiva a las multinacionales simplemente porque su matriz es una empresa estadounidense", testificó Perlman.

El portavoz de Intel, Chuck Mulloy, dijo ayer que su compañía está estudiando su estrategia fiscal. "Estamos estudiando la propuesta de Obama", dijo Mulloy. "Especialmente con los impuestos, es necesario prestar suma atención a los detalles".

El portavoz de Seagate, Brian Ziel, dijo este lunes que su empresa se registró en las Islas Caimán para reducir sus impuestos. "Los beneficios competitivos se relacionan tanto con los impuestos ahorrados sobre ciertos ingresos obtenidos fuera de Estados Unidos como con la capacidad de desplegar activos de manera eficiente alrededor del mundo para seguir siendo competitivo", dijo.

Ochenta y cinco por ciento de los empleados de Seagate trabajan fuera de Estados Unidos y más del 70% de los ingresos de la empresa provienen de las ventas en el extranjero, añadió Ziel.

El portavoz de Altria, Bill Phelps, dijo que su empresa está en proceso de disolver su subsidiaria de Caimán. La portavoz de Coca Cola, Kerry Kerr, dijo: "No hacemos comentarios sobre estrategias fiscales por razones competitivas".

Paul Fitzhenry de Tyco y la portavoz de Oracle, Karen Tillman, no respondieron llamadas en las que se solicitaba su comentario.

Un edificio de cinco plantas en South Church Street en las Islas Caimán sirve de domicilio oficial para 18.857 empresas. El inmueble, llamado Ugland House, aparece en los registros de la SEC como la sede de Seagate. Alrededor de la mitad de esas empresas de las Islas Caimán tenían direcciones de correspondencia en Estados Unidos, según un estudio de la GAO de 2008.

El presidente Obama se refirió ayer a Ugland House.

"En campaña solía hablar del escándalo de que un edificio en las Islas Caimán tuviera más de 12.000 empresas que dijeran que este edificio era su sede", dijo Obama. "Y he dicho antes, o es el edificio más grande del mundo o es el mayor fraude fiscal. Pienso que el pueblo estadounidense sabe lo que es: el tipo de fraude fiscal con el que tenemos que acabar".

Categorías: Economía, Estados Unidos.