MercoPress, in English

Martes, 23 de abril de 2019 - 08:52 UTC

Falklands/Malvinas: Usuarios sin confianza en proveedor de telecomunicaciones

Viernes, 1 de mayo de 2009 - 22:27 UTC

El consultor en telecomunicaciones del gobierno de las Falkland Islands, Dr. Chris Doyle está de retorno en las Islas y se ha visto sorprendido por la falta de confianza hacia el proveedor del servicio Cable & Wireless, por parte de los usuarios.

En sus cuatro visitas anteriores a las Falklands, que comienzan en 2004, quedó en evidencia la necesidad de contar con una mayor regulación por parte del gobierno sobre Cable & Wireless y que también se hacía necesaria la modernización de la actual legislación sobre telecomunicaciones (que se remonta al año 1988). El gobierno empero, ha estado lento en general, en la implementación de las recomendaciones del Dr. Doyle.

En el pasado esto se debió a que la propuesta de introducir teléfonos celulares y banda ancha, y las respectivas tarifas, se convirtieron en el foco de las discusiones, seguidas muy de cerca por el reemplazo del sistema de comunicaciones con el Campo, el cual se encontraba a punto de colapsar, explicó el Dr. Doyle.

La regulación de Cable & Wireless ha sido motivo de acaloradas discusiones entre la Cámara de Comercio y el gobierno de las Islas. En marzo de este año la Cámara se retiró del Foro Consultivo en Telecomunicaciones que fuera instaurado a recomendación de dicha Cámara, alegando la falta de avances en formalizar una mayor transparencia tal cual fuera recomendado por el Dr. Doyle en su informe del 2007.

En su reconocimiento de la situación el Dr. Doyle sostuvo que parece existir un elevado nivel de desconfianza de los usuarios hacia Cable & Wireless como proveedor del servicio, que aún se requiere una mayor transparencia por parte de la empresa y que las regulaciones en esa materia siguen siendo inadecuadas.

A pesar de inversiones a largo plazo Cable & Wireless está disfrutando de rendimientos por arriba de aquellos que mantendrían a los accionistas felices, afirmó el Dr. Doyle, y agregó que el usuario posiblemente todavía esté pagando demasiado por el servicio que se le entrega. La calidad del servicio no está expuesta a una revisión independiente, en tanto el servicio avanzado para clientes comerciales es inadecuado y Cable & Wireless aún no suministra al gobierno un informe anual tal cual fuera recomendado en el 2005.

Doyle admitió empero que eran tiempos difíciles para el gobierno no sólo por el rápido cambio en años recientes de todo lo referido a telecomunicaciones, sino además por las varias transformaciones dentro del propio gobierno. Es particularmente notorio, según se aprecia en esta visita, que la administración de la cartera de telecomunicaciones de la Asamblea se ha visto bajo tremendo estrés durante el último año más o menos, y todos los vinculados al tema se están esmerando para hacer frente a la situación.

Mirando hacia delante Doyle dijo que hay otros temas en la agenda del gobierno además de las telecomunicaciones y la cierta reticencia al cambio, pero se mostró optimista en cuanto a que creía que la administración de la política de telecomunicaciones iba a mejorar, que conduciría a una nueva legislación y a un medio ambiente regulatorio más estructurado, y por tanto no se requerirá de su presencia todos los años.

Con un poco de buena voluntad de parte de aquellos interesados en el tema, es una oportunidad para plantearlo, encararlo y liquidarlo, sostuvo.

Uno de los objetivos del Dr Doyle en esta oportunidad, y antes de partir, es identificar quien es responsable de hacerse cargo del día a día de la cartera de telecomunicaciones, y quien tiene en su poder documentación relevante, de forma de desarrollar un modelo de desarrollo más consistente que los del pasado.

Monitoreo del uso

El monitoreo del uso de la banda ancha, en general, levanta sospechas entre los clientes, sin embargo Cable & Wireless le aseguró al Dr. Doyle que no tienen razones para dudar sobre la certeza del sistema que se ha instalado. Dijo que obviamente existe una falta de claridad entre el cliente y la empresa en cuanto a cuando y como es que se realiza la medición de uso.

El Dr. Doyle dijo que parecería ser un problema recurrente, pero que le sorprendería mucho que hubiera una deliberada intención de sobrefacturación. Podrían existir errores y hasta podrían existir problemas con el sistema, pero si así fuere, precisan ser encarados.

El sistema del Campo

Respecto al nuevo sistema de telecomunicaciones para el campo que lleva la banda ancha a los hogares de aquellos quienes viven fuera de Stanley, y pronto a ser completado, se ha revelado que el apoyo técnico de los proveedores, de partes de la red no estará disponible hasta después del 2011.

El mundo de las telecomunicaciones es un mundo muy cambiante y al momento de haberse adquirido el sistema, a Cable & Wireless se le aseguró que el apoyo técnico para el sistema estaría disponible por un lapso de tiempo más considerable, sostuvo Doyle.

No es culpa de Cable & Wireless y puede que no derive en un problema, dijo. Se trata simplemente de algunas partes electrónicas del sistema que podrían mal funcionar y no serían reparables tal cual se anticipara y tendrán que ser reemplazadas. Continúa en página 2.

Conductor imprudente: Hoy dictan sentencia

Para hoy se aguarda la sentencia en el caso de un adolescente de Stanley acusado de provocar una muerte como resultado de conducir un vehículo con imprudencia.

El magistrado mayor John Trevaskis ayer por la tarde declaró el juicio de Shaun May (18) en receso hasta hoy viernes, para deliberar sobre la sentencia tras dos días de presentación de pruebas.

Jon Felton, 19 años y de oficio carpintero resultó muerto en el accidente que ocurriera el pasado 20 de mayo de 2008. May conducía el vehículo en el cual Felton viajaba como acompañante.

Al abrirse la audiencia el pasado miércoles por la mañana, la fiscalía dijo ante la corte que un grupo de jóvenes, viajando en dos vehículos, había salido a dar una vuelta. En el vehículo de May viajaban Felton y otro dos jóvenes, y en el segundo vehículos estaban el dueño del mismo, Lucas Bernsten, el conductor Stefen Clarke y dos adolescentes más.

Condujeron en dirección al aeropuerto a lo largo de la carretera Stanley By-Pass, y según el fiscal de la Corona, Elliott Taylforth comenzaron a pasarse el uno al otro como parte de la diversión. En una curva de la ruta próxima a Surf Bay, May perdió el control del vehículo que se salió de la ruta y dio varias vueltas campana para finalmente detenerse sobre sus cuatro ruedas. Los ocupantes no llevaban puestos los cinturones de seguridad, dijo el fiscal Taylforth, y Felton salió disparado del vehículo. Eventualmente fue descubierto bajo el propio vehículo y fue declarado muerto al instante.

Los acompañantes de los dos vehículos, de edades entre 15 y 19 años, fueron citados como testigos del caso. Ofrecieron testimonios contradictorios respecto a cuantas veces se pasaron en la ruta y respecto al lugar exacto en la ruta By-Pass donde ocurriera el accidente, particularmente cuán cerca de la curva fatal tuvieran lugar las maniobras de sobrepasarse los vehículos.

El jueves por la mañana el abogado de la defensa Michael Hayton se dirigió al magistrado respecto a los cargos presentados contra su defendido argumentando que no había lugar a tal acusación. Dijo que el homicidio culposo por conducir imprudentemente da por sentado que el conductor manejaba de tal forma que generaba un serio y obvio riesgo y que la fiscalía de la Corona no había probado que ese era el caso en esta situación. Continúa en página 3 -

Fuente: Semanario Penguin News

 

Categorías: Economía, Falklands-Malvinas.