MercoPress, in English

Martes, 23 de abril de 2019 - 08:43 UTC

Falklands/Malvinas: Semanario Penguin News

Viernes, 10 de abril de 2009 - 03:50 UTC

Titulares: A la cárcel por introducir cocaína: Jefe de Policía será reprendido formalmente; Calamar Illex lento en llegar a aguas de las Falklands/Malvinas.

A la cárcel por introducir cocaína

Dos marineros españoles serán los primeros ocupantes del recientemente inaugurado bloque de celdas, parte de la expansión de la Jefatura de Policía de Stanley, Falkland Islands.

Rogelio Curras Pastoriza (42) y Jesús Carballo Martínez (26) ambos pescadores de la localidad de Cangas en España eran miembros de la tripulación del pesquero registrado en las Falklands, "Venturer". Fueron condenados a sentencias de penitenciaría el lunes pasado por le Magistrado Mayor John Trevaskis, por la "inautorizada importación a las Falklands de una cantidad no especificada de una droga controlada, la cocaína".

Curras fue sentenciado a cinco años de cárcel por el delito de importación de una droga prohibida, y a otra sentencia concurrente de 16 meses por el delito de hurto. Esto está relacionado con la desaparición de 23 bolsas de a kilo de cocaína de la celda en la Jefatura donde permanecía custodiada la droga.

Si bien el peso bruto de los treinta paquetes de cocaína capturados era de unos 30 kilos, la Corte fue informada que se estimaba que la cantidad neta de droga pura estaba más próximo a los 24 kilos.

A sugerencia de la defensa de Curras, el hurto de la cocaína de la Jefatura de Policía fue encarada por el Magistrado, en su sentencia, como un intento de torcer el curo de la justicia, una ofensa que en las Falklands tiene prevista una sentencia máxima de dos años de cárcel.

Curras originalmente fue acusado de los dos delitos, torcer el curso de la justicia y hurto, pero el primer delito fue dejado de lado para evitar duplicidad. El hurto tiene una sentencia máxima de de diez años en las Falklands, si el inmueble donde se comete dicho delito no está habitado o no es casa habitación, pero de catorce años si se trata de un hogar habitado.

Más temprano la defensa de Curras, el abogado de Liverpool Nicholas Walter sugirió que si bien el hurto de la cocaína era un "agravante" para la causa, su cliente no debería cargar con toda la culpa del caso por el sistema montado en la Jefatura de Policía, pues había dado lugar a la tentación de sustracción y eliminación de la droga almacenada.

A Curras el Magistrado le reconoció el hecho de haber confesado su responsabilidad en el robo de la droga y por haber brindado información al personal policial y de Aduanas luego de haber sido arrestado en posesión de un kilo de cocaína. La información condujo al descubrimiento de otros 29 kilos de la sustancia prohibida bajo la litera de Carballo, la cual no había sido detectada por el perro entrenado de la policía de la RAF. Continúa en página 2.

Jefe de Policía será reprendido formalmente

La investigación disciplinaria sobre la conducta del Jefe de Policía, Superintendente Paul Elliott en relación con el hurto de cocaína de la Jefatura de Policía de Stanley, Falklands el año pasado ha sido completada.

Las dos suposiciones levantadas contra el Sr. Elliott respecto a su incapacidad para efectivamente supervisar las drogas en custodia y el personal de la cárcel han sido sustancialmente probados por un panel disciplinario montado por el Administrador General del gobierno de las Islas Tim Thorogood. Sin embardo el panel también encontró suficiente mitigación que podrían llegar a reducir la sanción al Sr. Elliott.

El panel reconoció que el Sr. Elliott goza de una larga foja de servicios, limpia y acreditada, y había hecho mucho para mejorar la calidad de la función y gestión policial desde que se hizo del mando de la fuerza. Adicionalmente las circunstancias a ese momento en materia de alojamiento y una cultura diligente inadecuada en el cuerpo policial mayoritariamente hacía difícil que el Sr. Elliott pudiera garantizar la seguridad de las drogas y de los prisioneros.

El Sr. Elliott será formalmente reprendido por el Administrador General quien a su vez expondrá las elevadas expectativas de conducta personal y de responsabilidad que ahora se han de demandar del personal policial.

Thorogood dijo que había mantenido una extensa y muy franca conversación con el Sr. Elliott quien le aseguró que él acepta su responsabilidad por lo acontecido y que también se considera en condiciones de abordar los problemas en el servicio que contribuyeron a esta falta mayor.

Al determinar la sanción a aplicar al Sr. Elliotto, Thorogood dijo que estaba muy al tanto de sus excelentes antecedentes y conducta a lo largo de estos últimos y muy difíciles meses. "También soy muy consciente que se me ha presentado evidencia de significativos fracasos y déficit dentro del servicio policial. Estos se centran en una pobre cultura de trabajo que se ha desarrollado a lo largo de muchos años. Ahora se precisa un giro substancial a esta situación para asegurar a la comunidad que están bien protegidos".

Thorogood ha de preparar un informe para ser elevado al Consejo Ejecutivo en el cual se explayará en los temas y el programa a implementar para lograr una rápida mejora en el servicio. Dijo, "debemos recordar empero que el servicio de la Policía ha tenido varios meses difíciles a partir de otras dificultades en el pasado reciente. Hay mucho personal capaz, muy trabajador que están en condiciones de prestar un servicio excelente; precisamos trabajar con este personal para ayudarlos a desempeñar su tarea con efectividad". Continúa en página 3.

Calamar Illex lento en llegar a aguas de las Falklands

La pesquería del calamar Illex ha estado lenta en su llegada a aguas de las Falklands en esta temporada.

El Director de pesca de las Falklands John Barton dijo esta semana que la pesquería de calamar pareció haber iniciado normalmente en alta mar con algunas capturas razonables a principios de año. Los promedios de captura eran quizá un poco reducidos en alta mar comparados con la temporada anterior, pero nada exagerado.

Al momento parece no existir ningún gran movimiento de calamar Illex hacia zonas de pesca de las Falkland Islands.

Las capturas totales son muy bajas en promedio de 32 toneladas, y los titulares de las licencias de pesca inevitablemente van a solicitar alguna forma de devolución de esos importes, si no mejora la pesca.

El récord anterior en materia de muy pobre desempeño de la pesquería se remonta al 2004, con una captura de 1.720 toneladas, "y hubo que cerrarla muy temprano".

Pero no es solo las Falklands que están padeciendo la ausencia del calamar Illex. En efecto la semana pasada el Consejo Federal de Pesca de la Argentina anunció que había votado unánimemente para cerrar la temporada de pesca del Illex argentinus al sur del paralelo 46 como medida de precaución, para la conservación del recurso en el sur de la Patagonia.

En las Falklands los ingresos generados por las licencias han llegado a ser de hasta 20 a 25 millones de libras. Pero últimamente esa suma ha declinado y se ubica en el entorno de los 12 a 15 millones de libras por año debido a una serie reiterada de malas temporadas de captura del Illex. Como consecuencia de ello la temporada de captura del Illex ha sido en varias oportunidades cerrada tempranamente para proteger el recurso y un porcentaje significativo del importe de las licencias fue reembolsado a sus adquirentes.

Categorías: Política, Falklands-Malvinas.