MercoPress, in English

Jueves, 23 de mayo de 2019 - 15:42 UTC

FARC: sin inconvenientes se realizó la liberación de 4 rehenes

Lunes, 2 de febrero de 2009 - 09:03 UTC

La guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) liberó a tres policías y un soldado que tenía como rehenes.

Este domingo los policías Wálter José Lozano Guarnizo, Juan Fernando Galicia Uribe y Alexis Torres Zapata, y el soldado William Giovanni Domínguez Castro llegaron a las 19:00 hora local (24:00 GMT) a la ciudad de Villavicencio, situada a 72 kilómetros al sureste de Bogotá, la capital.

Los cuatro hombres fueron recibidos por familiares, autoridades civiles y militares, una nube de periodistas y miembros del comité de Colombianas y Colombianos por la Paz, el grupo al que fueron entregados.

Los ex rehenes bajaron del helicóptero brasileño que los trajo de la selva, abrazaron a la comitiva que los esperaba y recibieron ramos de flores de bienvenida.

Los cuatro lucían delgados, pero en buenas condiciones de salud. Uno de ellos relató que las FARC los tuvieron encadenados hasta el momento en que fueron entregados a la misión humanitaria.

A bordo de la aeronave también venían tres representantes del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) que sirvieron de garantes para su entrega.

La senadora opositora Piedad Córdoba, quien encabezó la misión que recogió a los cuatro uniformados, anunció la expedición de un comunicado, donde dará su versión sobre la demora en la operación, que se había iniciado diez horas antes.

Inicialmente surgieron versiones, por parte de uno de los integrantes de la comisión, el periodista Jorge Enrique Botero, sobre supuestos hostigamientos militares en la zona donde fueron entregados los rehenes, pero el gobierno colombiano las desmintió.

"Ya estamos acostumbrados a las mentiras de las FARC", declaró el alto comisionado para la Paz, Luis Carlos Restrepo, cuando se refirió a las denuncias que hizo Botero a través del canal Telesur, con sede en Venezuela, que lo contactó por teléfono satelital cuando se encontraba en la zona selvática del sur de Colombia donde se produjo la entrega.

Un portavoz del CICR, Yves Heller, había confirmado la liberación de los rehenes.

"El CICR aprecia la colaboración de Brasil, el Gobierno y la Fuerza Pública de Colombia, los miembros de la Comisión de Colombianas y Colombianos por la Paz y a las Farc-EP, que permitió el éxito de esta primera parte de la misión humanitaria", señaló Heller, en un comunicado.

"Como organización humanitaria neutral, imparcial e independiente, el CICR seguirá buscando todos los mecanismos posibles para obtener la pronta liberación de más rehenes, así como de otras personas detenidas", añadió.

Los tres policías -que formaban parte de un comando antisecuestro- y el soldado fueron capturados por las FARC a comienzos de 2007, en el departamento del Caquetá.

En ese departamento, que tiene una fuerte influencia de esta guerrilla, de 1999 a 2002 hubo una zona desmilitarizada para facilitar los diálogos del gobierno con el grupo irregular.

Los cuatro uniformados son de los cautivos que menos tiempo llevaban en poder de las FARC, que mantiene secuestrados a militares y policías desde hace 11 años.

El grupo guerrillero prometió que en los próximos días también liberará a dos políticos que tiene como rehenes.

 

Categorías: Política, América Latina.