MercoPress, in English

Martes, 23 de julio de 2019 - 19:37 UTC

 

 

Uruguay: Santander formará el mayor banco privado

Viernes, 26 de diciembre de 2008 - 10:46 UTC

En una operación financiera inusual para estos tiempos, el Banco Santander se convertirá en las próximas horas en la entidad financiera más grande del sistema bancario privado de Uruguay, al concretar la fusión con el ABN-Amro, que fue comprado hace más de un año pero cuya operación debió atravesar un largo proceso de transición.

Luego del complejo zurcido de negociadores a nivel internacional, las gestiones para la consolidación de un banco muy poderoso se dieron paso a paso entre técnicos de los dos bancos, en oficinas contratadas para el caso en uno de los principales hoteles de esta ciudad. Fue el tiempo de abogados, contadores, economistas, operadores financieros y expertos en gestión y administración.

Ahora viene el tiempo de los obreros que descolgarán carteles con colores verde y amarillo para colocar nuevos, con el rojo de la llamarada española. Así, otro banco holandés sale del Uruguay y la banca española da un paso más, largo y fuerte.

Al inicio de los años 80, el Santander desembarcó en Montevideo para ocupar el lugar del Banco del Litoral, uno de los bancos que no podían seguir la crisis de esa época. Por otra vía, otra institución bancaria española llegaba a Uruguay en aquellos enroques de bancos, que luego tuvo cambios de nombres y de manos, para quedar como el BBVA.

Junto con esos exponentes de banca española, compitieron dos instituciones de los Países Bajos, que captaron un público muy atractivo para este negocio, como el ING Bank y el ABN-Amro. El primero se fue del país hace varios años y vendió su cartera al entonces Comercial (del grupo Banco General de Negocios), y el segundo se quedó hasta ser comprado por el Santander.

La apuesta del banco español por este país quedó expresada en el discurso que hizo en una breve visita a Montevideo el número uno del Santander a nivel mundial, Emilio Botín. "Siempre supimos que Uruguay era un país diferente, y acabamos de comprobarlo una vez más", dijo en un reciente encuentro con el personal del banco que tuvo lugar en una chacra de las afueras de Montevideo.

Así lo recordó Jorge Jourdan, presidente de Santander Uruguay, cuando anunció ahora que el lunes próximo abrirá sus puertas el banco privado más grande del país, fruto de la fusión indicada.

Red integrada

En la compra del ABN-Amro, junto con el Royal Bank of Scotland, al Santander le tocó la red de América latina, pero se quedó con la banca que el grupo holandés tenía en Brasil y en Uruguay y se desprendió de los negocios en Colombia y Paraguay.

"El lunes 29 será el primer día en que las redes operarán en forma conjunta; a partir de ese momento seremos un solo banco, una sola marca, con una red de oficinas totalmente integrada", dijo Jourdan. "Será muy difícil en la banca privada encontrar a un competidor que pueda dar servicio a una gama tan grande de segmentos y productos como los que estamos ofreciendo", agregó el ejecutivo.

Santander se queda así con el 20% del mercado y más de 200.000 clientes que atenderá en más de 40 oficinas en todo el territorio. En Uruguay, la banca pública, a través del Banco República, ocupa la mitad del mercado.

Santander se consolida como la primera entidad privada en cantidad de clientes y en volumen de depósitos.

Sobre el impacto de la crisis internacional, Jourdan dijo que el banco está realizando un seguimiento de los diferentes sectores de la economía y que la mayor atención está puesta en el agro, la forestación y la construcción. Agregó que el banco no ha tocado ni la red de sucursales ni la plantilla general de funcionarios, aunque sí hubo incentivos de retiro a nivel gerencial, donde el nuevo banco quedaba con cargos duplicados si no se ajustaba.

Categorías: Economía, Uruguay.