MercoPress, in English

Martes, 23 de abril de 2019 - 16:36 UTC

Uruguay: Pte. Vàzquez deja su partido y conmueve al oficialismo

Viernes, 5 de diciembre de 2008 - 07:58 UTC

En una decisión con fuerte impacto en la política uruguaya, el presidente Tabaré Vázquez renunció ayer a su Partido Socialista, que integraba desde 1983, en reacción por las críticas de dirigentes de esa fuerza a su veto a la ley que despenalizaba parcialmente el aborto.

Vázquez envió la pasada semana -sin que trascendiera hasta ayer-una nota de renuncia al secretario general del Partido Socialista, Eduardo Fernández.

Desde entonces, varias de las principales figuras del partido intentaron convencer al mandatario para que modificara su decisión, pero la mantuvo firme.

La renuncia de Vázquez es «desproporcionada», supone «un duro golpe» y «no se puede aceptar», afirmó la senadora socialista Mónica Xavier, una de las impulsoras de la ley de despenalización parcial del aborto. «Más allá de diferencias puntuales, como es el caso del tema del aborto, el presidente tiene todo el respaldo del Partido Socialista», agregó la legisladora, médica de profesión.

Legisladores socialistas de ambas Cámaras criticaron con dureza a Vázquez por su veto al proyecto de ley que despenalizaba el aborto.

La Asamblea General legislativa no reunió los votos necesarios hace 15 días para revertir el veto de Vázquez, que contó con el apoyo de los partidos opositores Blanco y Colorado.

El congreso del Partido Socialista, realizado el pasado 23 de noviembre, "celebró" que el Parlamento se haya pronunciado «favorablemente sobre la necesidad de que el país cuente con un marco legal de respaldo a las políticas públicas en materia de sexualidad y reproducción». Además, « lamentó profundamente el veto» a la ley y manifestó «su discrepancia con los fundamentos utilizados para el mismo». Algunos dirigentes socialistas fueron aún más duros con el jefe de Estado y criticaron que haya puesto por delante sus creencias personales frente a la opinión del partido, ampliamente mayoritaria, a favor de despenalizar el aborto.

Fuentes próximas al mandatario señalaron que Vázquez se molestó también con los dirigentes del Partido Socialista porque en el mismo congreso decidieron impulsar la candidatura presidencial del ministro de Industria, Energía y Minería, Daniel Martínez, de cara a las elecciones de octubre de 2009.

En Uruguay la reelección presidencialestá prohibida por ley y Vázquez señaló públicamente que la mejor fórmula del Frente Amplio para los próximos comicios deben integrarla el ex ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, y el ex líder guerrillero y ex ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, José Mujica, en ese orden.

La definición de la fórmula presidencial es otro de los temas que dividen internamente a la coalición de izquierda.

La renuncia de Vázquez al Partido Socialista se conoce apenas una semana y media antes del congreso del Frente Amplio que debe definir la candidatura de esa fuerza para las próximas elecciones

 

Categorías: Política, Uruguay.